El Rector asegura que el modelo de financiación que propone la Junta de Andalucía produce “enormes desequilibrios”

150

El Rector de la Universidad de Jaén (UJA), Juan Gómez Ortega, aseguró que el borrador del modelo de financiación de universidades que propone la Junta de Andalucía produce “enormes desequilibrios”, que abocaría a la institución jiennense a “dificultades estructurales’, que redundaría, también, en el “desarrollo de esta provincia”.

Juan Gómez ofreció una rueda de prensa para informar sobre la financiación de la Universidad de Jaén. El Rector afirmó que la propuesta de modelo de financiación de la Junta de Andalucía “genera unos enormes desequilibrios, porque hay universidades que crecen y crecen mucho, y hay universidades que decrecen y decrecen mucho, como es el caso de la Universidad de Jaén’. En este sentido, explicó que la aplicación del modelo que propone la Junta de Andalucía supondría que “a la Universidad de Jaén, con respecto al año pasado, le correspondería un 8,22 por ciento menos de financiación, lo que supone 7,7 millones de euros menos que el año pasado”, mientras que hay universidades que suben hasta el 11 por ciento.

Tras aclarar que está “trabajando para solucionar esto”, señaló que los parámetros, variables y coeficientes en los que se apoya el nuevo modelo para el reparto de la financiación, “muestran que hay 4 universidades que ven incrementado su presupuesto, de acuerdo con lo que dice ese modelo, y hay 5 universidades, una de ellas lo deja igual que el año pasado, que va decreciendo en diferentes órdenes de magnitud. La UJA está en el grupo de las universidades que ve deducida esa financiación de una forma importante”.

Para el Rector, el problema es lo que suceda en el futuro, “si aplicamos el modelo en años sucesivos. La actividad de la UJA, en el mejor de los casos se irá anquilosando, y otras universidades irán subiendo y el desequilibro que se generará con este modelo es terrible”.

Simulación del Modelo de Financiación de las Universidades

El Rector de la UJA trabaja desde hace unas semanas en el borrador de Modelo de Financiación de las Universidades que ha puesto encima de la mesa la Junta de Andalucía. “Esta ha sido la semana más complicada de mi vida profesional, porque estoy muy preocupado por el futuro de la UJA. La aplicación de los criterios del modelo de financiación, tal y como están en este momento encima de la mesa, supone un serio problema para el futuro la Universidad de Jaén, tal y como lo vemos nosotros”, aseguró.

Juan Gómez recordó que el Modelo de Financiación de las Universidades es un documento normativo, que establece los criterios por los que se distribuye dinero que, en este caso, la Junta de Andalucía pone a disposición del Sistema Universitario Público Andaluz. Es un modelo de financiación que estaría en vigor hasta 2026.

El modelo está dividido en dos partes. La primera parte, establece las bases del modelo, que es un documento que fue aprobado por el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía en junio de 2021, en el que se establece la filosofía del mismo. Y la segunda parte, que es la que ahora se está tratando, es una Orden de la Consejería de Universidades, en la que se establecen los detalles de cómo se va a repartir el dinero, “que tienen que ver con las variables que se van a medir, los coeficientes de ponderación se van a utilizar, “en definitiva, fórmulas matemáticas que determina de una manera precisa y concreta qué dinero corresponde a cada Universidad”, apostilló.

Asimismo, explicó que las propias bases del modelo establecen una Cláusula de Salvaguarda, que indica que “a una universidad no le corresponderá en un año determinado una financiación inferior al 95 por ciento de lo que recibió el año anterior. Atendiendo a esa cláusula, la Consejería decide aplicar la cláusula a las universidades que no suben, en vez del 95 por ciento, el 100 por ciento. Aunque el modelo dice una cosa, aplicando la Cláusula, implica que hay 4 universidades que suben y 5 que se quedan con la misma financiación del año pasado, entre ella la UJA”.

A su juicio, la Cláusula de Salvaguarda genera dos problemas. El primero, a muy corto plazo, para este año, y el otro, que es más preocupante, un problema estructural. “Este año, la Cláusula de Salvaguarda establece que a la UJA nos van a financiar la misma cantidad que el año pasado. Es un problema, porque la UJA tiene incrementos en los gastos. La Ley obliga a incrementar el salario un 2 por ciento, además del crecimiento vegetativo, como los trienios, que supone en torno a un 1 por ciento del presupuesto de la UJA. Solo por Ley tenemos que hacer frente a un incremento de los gastos del 3 por ciento, aproximadamente, unos 3 millones de euros, que hay que buscar”.

El problema, según el Rector, “es lo que pase a futuro, si aplicamos el modelo en años sucesivos. Cada año nos van a tener que aplicar la cláusula y no tendremos ni un euro de incremento de financiación de la Junta de Andalucía. Esa es la predicción que hacemos con este modelo y esto es gravísimo”.

Propuesta

El Rector manifestó que los parámetros, variables y coeficiente en los que se apoya el borrador del modelo de financiación “son unos, pero hay muchas otras posibilidades, en las que aparecen resultados muy distintos”. Anunció que había enviado a la Consejería de la Junta de Andalucía una propuesta, en la que, cumpliendo las bases del modelo, la UJA no solamente no pierde un 8,22 por ciento, sino que ganaría un 0,85 por ciento. “Quiero decir que este modelo permite utilizar discrecionalmente coeficientes y variables de medida que, dependiendo de unas universidades u otras, pueden moverse mucho, y eso genera problema”.

A favor a un modelo de financiación

Asimismo, Juan Gómez mostró su deseo de que exista un nuevo modelo de financiación de las universidades andaluzas, pero “que no genere desequilibrios entre universidades, sino que nos haga más competitivos, nos ayude a mejorar y a ser más eficaces. La UJA es muy autocritica y hacemos muchas cosas para mejorar. La UJA no ha hecho más que mejorar desde que se creó”. A su juicio, este modelo hace que unas universidades “suban y otras bajen, aunque las que bajen lo estén haciendo bien. Lo que espero de un modelo es que todas las universidades públicas andaluzas puedan ir mejorando, ser más competitivas, tener menos problemas de eficacia y mejorar todo”.

Hoja de ruta

Desde que la Junta de Andalucía pasó la simulación del modelo de financiación de las universidades, el Rector ha priorizado este tema. De hecho, dimitió la pasada semana como presidente de la Asociación de Universidades Públicas de Andalucía (AUPA), “porque tenía muy claro que me quería centrar con todas mis fuerzas en defender a mi universidad”. También, se puso a trabajar con su Equipo de Dirección en hacer varias simulaciones del modelo. A la vez, está informando de la situación a la comunidad universitaria. En este sentido, ya ha informado a su Equipo de Dirección Amplio, al Consejo de Gobierno, y en breve se reunirá con el Claustro Universitarios, con los órganos de representación del Personal de Administración y Servicios (PAS) y Personal Docente e Investigador (PDI), así como con los estudiantes.

Asimismo, avanzó que en los rectores de las Universidades Públicas de Andalucía han solicitado una reunión urgente con el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, a la que pretenden que asistan los consejeros de Universidades y de Hacienda.

Grado en Medicina

En relación con la implantación en el curso 2022-2023 del Grado en Medicina, el Rector aseguró que es un proyecto “súper importante para nuestra Universidad y para nuestra provincia”. “Es enormemente ilusionante, en el que venimos trabajando desde hace mucho tiempo y con rigor”. Aseguró que «está diseñado, como el resto de la actividad universitaria, dentro del Proyecto UJA, para un escenario de financiación adecuado; no para un escenario de financiación, como el que he explicado”. A su vez, dijo estar convencido de que “esto hay que resolverlo”, por lo que “seguimos para adelante con el plan de implantación del Grado de Medicina”, aunque aclaró que todo dependerá del escenario de financiación, que debe ser el que corresponde a esta Universidad”.