La reforma en marcha del Centro Penitenciario de Jaén mejorará las condiciones de los internos

134

La subdelegada del Gobierno de España en Jaén, Catalina Madueño, ha resaltado que la reforma que se está ejecutando en el Centro Penitenciario impulsada por el Ministerio del Interior mejorará las condiciones de vida de los internos y ofrecerá un futuro con muchas más posibilidades para ellos. Así lo ha puesto de manifiesto durante su visita institucional, en la que ha estado acompañada del director, Juan Mesa, y de otros miembros del equipo directivo, y en la que ha podido comprobar el estado de los trabajos realizados hasta ahora. “Cuando se concluya la remodelación, se va a cambiar por completo la fisonomía de esta infraestructura, lo que beneficiará a la población reclusa y, también, a la forma en la que los funcionarios desarrollen su labor”, ha especificado la subdelegada.

Catalina Madueño ha puesto en valor los 4,14 millones de euros de inversión, promovida por la Sociedad de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios y de la Seguridad del Estado (Siepse). Los trabajos comenzaron en mayo de 2021, con la correspondiente firma del acta de replanteo y, actualmente, ya han superado el 20 por ciento de su ejecución presupuestaria. De hecho, acaba de entregarse por parte de la empresa constructora el primer módulo reformado, al que ya han vuelto los internos. “Ahora, se ha desocupado otro de los módulos, en el que ya se está actuando por parte de los obreros. En principio, el ritmo de los trabajos se acelera, porque el primer departamento en el que hacen obras siempre es el más lento, debido a que es necesario validar las actuaciones con criterios de seguridad y operatividad, unos criterios que servirán de modelo para los módulos siguientes”, ha explicado la subdelegada.

Hay que recordar que el proyecto consiste en la reforma integral de cinco módulos residenciales (1, 2, 3, 4 y 7), en los que se renovarán los sistemas de calefacción, se procederá a la instalación de nuevos baños, se adecuará toda la carpintería y se renovará el mobiliario de cada celda. También se incluye en este apartado la renovación de los circuitos de agua caliente sanitaria y de agua fría para consumo humano.

El proyecto incluye, igualmente, la construcción de un nuevo edificio de oficinas y de cafetería, que irá anexo a las actuales dependencias, y que permitirá dotar de más espacios a los trabajadores del Centro Penitenciario. “Este infraestructura está actualmente en fase de ejecución y su terminación está prevista para el próximo verano”, ha especificado Catalina Madueño.

Por último, el Ministerio del Interior también mejorará la seguridad interior del recinto con la puesta en marcha de un circuito cerrado de televisión, que sustituirá a las cámaras de vigilancia actuales. Se trata de un sistema que amplía los puntos de control y que permite que todas las imágenes se almacenen en un servidor informático. Con esta reforma se da respuesta a la sugerencia del Defensor del Pueblo y encaja en las líneas de actuación de la propia Institución Penitenciaria.

“El objetivo de estas reformas es mejorar y actualizar las condiciones de las celdas y las instalaciones del Centro, para su adaptación a los modelos recientes. Se trata de dar la mejor respuesta posible a las necesidades de las personas privadas de libertad y facilitar su proceso de reinserción, al tiempo que se facilita el trabajo de los funcionarios”, ha asegurado la subdelegada.

La empresa concesionaria de los trabajos de reforma es Marco Infraestructuras y Medio Ambiente, que cuenta con un plazo de ejecución de 16 meses y que dispone de una media de 25 empleados diarios para ejecutar el proyecto. “La obra va al ritmo esperado. Hay que tener en cuenta que se trata de un proceso muy complejo, ya que no es una obra civil normal. Es necesario tener en cuenta las condiciones de seguridad y, además, con el marco de las limitaciones derivadas de la crisis sanitaria de la Covid19. El equipo directivo está haciendo un esfuerzo considerable para ello y hay que ponerlo en valor”, ha especificado Catalina Madueño.

El Centro Penitenciario de Jaén fue inaugurado en 1991 sobre una parcela de 127.819 metros cuadrados. En concreto, la superficie construida supera los 24.500 metros cuadrados. Las obras proyectadas suponen la mayor reforma acometida en el recinto desde su construcción y, según ha reiterado la subdelegada, “supondrá contar con una infraestructura muy renovada, para mejorar y dignificar las condiciones de los reclusos, y aumentar las prestaciones para los funcionarios”.