El Hospital de Jaén incorpora técnicas de secuenciación masiva aplicada tumores sólidos

245

Este avance permite dirigir tratamientos oncológicos de forma más precisa atendiendo a las alteraciones encontradas en cada paciente.

El Hospital Universitario de Jaén ha implantado técnicas de secuenciación masiva, que  permiten avanzar en la aplicación de la medicina de precisión en los pacientes con cáncer de la provincia.

En los últimos años se han incrementado las expectativas en el tratamiento de los pacientes con cáncer, gracias al diagnóstico precoz, mejoras de técnicas quirúrgicas, de radioterapia, así como de tratamientos sistémicos. Por lo que respecta a estas pautas de tratamiento, se han producido cambios determinantes, relacionados sobre todo con pautas de inmunoterapia o terapia dirigida, y que incide directamente sobre alteraciones moleculares de distintos tumores.

En el conocimiento molecular del cáncer, la implementación de técnicas de secuenciación masiva (NGS, Next Generation Sequencing) permite identificar cambios y alternaciones genómicas susceptibles de ser tratadas con fármacos específicos para dichas alteraciones, y por tanto, mejorar las expectativas de los pacientes con cáncer.

La principal ventaja de las técnicas de secuenciación masiva es que permiten la detección simultánea de alteraciones en múltiples genes mediante un único proceso, sobre el material usado para el diagnóstico y almacenado como bloques de parafina en la Unidad de Anatomía Patológica, consumiendo la menor cantidad de material posible, hecho de importancia fundamental a la luz de la evolución constante del conocimiento en Patología Oncología y sus tratamientos, con aparición de nuevos biomarcadores cuya determinación se va incorporando a la práctica asistencial.

Esta práctica se suma al resto de técnicas de estudios de biomarcadores disponibles en el centro. Hasta el momento, más de 50 pacientes se están beneficiando del uso de su implantación, que permitirá dirigir los tratamientos oncológicos de una forma precisa atendiendo a las alteraciones encontradas. Para ello, la Unidad de Anatomía Patológica y Oncología Médica trabajan estrechamente, y se continuará a través de la creación de un Comité de Oncología Molecular.

“La Unidad de Oncología Médica, en colaboración con la Unidad de Anatomía Patológica, así como otras unidades del hospital, inician la puesta en marcha de un Comité de Oncología Molecular que permita la aplicación de todo este conocimiento a una mejora en el tratamiento de los distintos tumores, aplicando de forma mucho más precisa terapias dirigidas o permitiendo la inclusión de más pacientes en proyectos de investigación y ensayos clínicos”, afirma el director de la Unidad de Oncología Médica, Pedro Sánchez.

“El papel de la Unidad de Anatomía Patológica en el diagnóstico del cáncer y establecimiento de su pronóstico es fundamental para la realización de un adecuado tratamiento oncológico”, ha indicado el jefe de servicio, Rafael Luque.