Sancionados 12 de cada 15 vehículos de transporte escolar

90

En la última campaña, realizada entre el 17 y el 21 de enero, se han controlado 15 vehículos, siendo las irregularidades administrativas las que mayor número de denuncias han generado. El porcentaje de conductores denunciados ha aumentado un 38,3% con respecto a la misma campaña del mes de diciembre.

El dato positivo es que ninguno de los conductores de transporte escolar controlados incumplió los límites de velocidad y ninguno de ellos dio positivo en alcohol o drogas

La Dirección General de Tráfico, que vela para que el transporte de menores se realice de forma segura, realizó entre el 17 y el 21 de este mes de enero una campaña especial de vigilancia de vehículos dedicados al transporte escolar y de menores con el fin de comprobar que cumplen la normativa establecida para este tipo de transporte.

En los cinco días de campaña fueron controlados por los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, en la provincia jiennense, un total de 15 vehículos, de los que 12 fueron denunciados, lo que supone un incremento de un 38,3% con respecto a la misma campaña celebrada en el pasado mes de diciembre.

El contrapunto positivo a este incremento de conductores denunciados lo encontramos en el hecho de que ninguno de los conductores de transporte escolar controlados durante la campaña incumplió los límites de velocidad establecidos, así como tampoco dieron positivo en los controles preventivos de alcohol y drogas realizados por los agentes.

Respecto al uso del cinturón de seguridad en aquellos vehículos que los llevan incorporados, en las inspecciones realizadas por los agentes se constató que todos los vehículos disponían de estos sistemas de retención sin presentar anomalías en su funcionamiento.

INFRACCIONES MÁS ELEVADAS

Como viene siendo habitual en este tipo de campañas, las irregularidades administrativas son las que mayor número de denuncias han generado, entre ellas, 9 por no tener suscrito un seguro de responsabilidad ilimitada, tal y como exige la ley, y 6 por no disponer de la autorización especial para realizar transporte escolar. Los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil también han comprobado que 2 vehículos de transporte escolar no llevaban a bordo del autocar a una persona encargada del cuidado de los menores, cuando así procedía. Así, se formularon 9 denuncias por otros motivos, siendo el total de denuncias formuladas 26.

La velocidad inadecuada y las distracciones son las principales causas de los accidentes en los que están implicados este tipo de vehículos, por lo que se ha controlado especialmente que se circula a la velocidad permitida y el uso del teléfono móvil u otros aparatos que supongan distracción. También se han incrementado los controles de alcohol y otras drogas entre los conductores, y se han realizado los controles pertinentes en lo que se refiere a la señalización obligatoria que este tipo de vehículos que deben llevar la señal V-10 de transporte escolar y el dispositivo luminoso con señal de emergencia.

La seguridad es la máxima prioridad en este tipo de transporte y las cifras de siniestralidad anuales reflejan que éste es un sector seguro, especialmente, si se  toma  como  criterio de comparación  el  número de  fallecidos  por  viajero –kilómetro recorrido–.

Finalmente, como es habitual en este tipo de campañas, también se ha contado con la colaboración de policías locales de numerosos ayuntamientos en las vías urbanas de su competencia, de modo que la vigilancia de este tipo de transporte se ha efectuado tanto en zona urbana como en interurbana.