El Ayuntamiento da voz a los colectivos en la celebración del Día del Orgullo LGTBIQ+

116

El Salón de Plenos del Ayuntamiento de Jaén ha sido el escenario de la celebración institucional del Día del Orgullo LGTBIQ+, una fecha en la que se recuerda, en todo el mundo, los disturbios del bar Stonewall Inn, de Nueva York, tras una redada contra homosexuales. Ese hecho marcó el comienzo del movimiento global que tiene como objetivo que las orientaciones sexuales, sean cuales sean, dejen de estar perseguidas.

El alcalde, Julio Millán, ha tomado la palabra para dejar claro: «La libertad que muchos proclaman, la nueva normalidad, esa palabra que tanto sentido ha cobrado en estos tiempos difíciles, siguen siendo aún conquistas pendientes para el colectivo LGTBIQ en sus distintas y diversas manifestaciones». Y, ante esta realidad, el máximo responsable municipal ha recordado: «Quienes tenemos el deber y la obligación de hacer plural, amplia y democrática nuestra sociedad no podemos en ningún modo amplificar discursos discriminatorios, alentar la agresión, la crispación social y menos usar el poder ejecutivo y legislativo que nos ha sido encomendado en las urnas para adoptar medidas regresivas y retrógradas, contrarias a los derechos de las personas». De ahí que Millán haya asegurado sentirse orgulloso de las siglas políticas a las que representa por los avances legales que, en sus palabras, «en el ámbito que directamente os afectan ha propiciado con valentía, con esfuerzo y no sin coste social». «Os recuerdo, de este mismo espíritu y en esta misma línea, que en un momento en el que en España se analizan avances en materias como el transgénero y la autodeterminación del sexo, en Andalucía hay ya un camino andado desde 2014. No hay que olvidar quién lo comenzó», ha insistido.

En esta línea, Millán ha considerado clave continuar con esta labor, para articular una ley LGTBI y trans que sitúe y fije los derechos de las personas y su identidad de género y una norma contra la Discriminación, que, ha lamentado, «es necesaria no solo en este aspecto sino tristemente en muchos aspectos que en estos momentos hay quienes se empeñan en pisotear». De ahí, que en clave local, se haya mostrado satisfecho del trabajo que se realiza, junto a la Concejalía de Igualdad y Participación, para crear un consejo en la ciudad que avance contra la «intransigencia y el retroceso que tanto daño nos hacen como sociedad». «Contad con mi complicidad y mi apoyo para que Jaén sea una ciudad abierta, garantista con vuestros derecho», ha trasladado Millán ante la concejala de Igualdad, Eva Funes, a la que han acompañado en este acto a la que han acompañado en este acto los portavoces del PSOE, PP, Cs y Adelante Jaén en la Corporación Municipal, y una representación de la Plataforma GEEN LGTBI, colectivo, de reciente creación, al que ha correspondido la lectura del manifiesto reivindicativo de la jornada, por boca de Adán Campos Torres y Dani Ramiro Anguita, cuyo lema es «los derechos humanos no se negocian se legislan: ley integral trans ya», así como de otras entidades que defienden los derechos LGTBIQ+. Además, Andrea Morales ha sido la encargada de hacer de intérprete, en lenguaje de signos, para que el contenido del acto, que se ha difundido a través de las redes sociales del Ayuntamiento, también fuera accesible para las personas con problemas auditivos.

Todos ellos han pedido a la corporación municipal un compromiso activo, urgente y directo con más recursos y labores de formación y sensibilización más allá de los actos institucionales de visibilización. Por su parte, la concejala de Igualdad y Participación Ciudadana, Eva Funes, ha sido tajante: «Todas las personas merecen ser felices, sea cual sea su forma de amar, de sentirse, de expresarse, y es misión de las administraciones públicas favorecer esa felicidad, no podemos mirar a otro lado cuando hay personas a las que se les ponen palos en las ruedas para que no puedan formar parte de la sociedad». «No se trata sólo de expresarse con libertad, si no de garantizar la igualdad de oportunidades, de forjar un entorno seguro, de favorecer la empatía, de hacer entender la diversidad en cada barrio, en cada ciudad», ha remarcado la edil. Y es que, como ha lamentado Funes, pese a los avances, materializados en Andalucía, con la Ley integral para la no discriminación por motivos de género y reconocimiento de las personas transexuales, y, posteriormente, con la Ley Igualdad de trato y no discriminación de las personas LGTBI y sus familiares, ambas de redacción socialista, a su juicio, «no es suficiente, es necesario cumplir con lo legislado y seguir avanzando».

No en vano, tal y como ha contextualizado, las conclusiones del informe de la Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea lo dejan claro: las situaciones de discriminación de las personas LGTBI son reiteradas y aún están lejos de estar erradicadas. En España, ha puntualizado, «también recogen datos que sonrojan», puesto que el simple gesto de ir de la mano en parejas del mismo sexo es motivo de miedo a sufrir agresiones y puede generare manifestaciones de odio que van desde el insulto a los ataques físicos. «No son las únicas dificultades por las que han de pasar las personas LGTBI, en especial las mujeres transexuales, el desarraigo familiar y social, el desempleo, la falta de oportunidades, una necesaria atención sanitaria adaptada que no siempre está disponible son barreras que han de sufrir diariamente», ha añadido, para argumentar: «Sigue siendo necesario efemérides como ésta para parar a mirar y visibilizar la realidad de muchos ciudadanos y ciudadanas»