La UNED organiza un curso en el Centro Penitenciario de Jaén

105
La actividad se enmarca en el Programa de Estudios Universitarios en Centros Penitenciarios de la UNED, fruto de los convenios firmados entre el Ministerio de Universidades, el Ministerio de Defensa, la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias del Ministerio del Interior y la UNED. Una actividad que ofrece formación complementaria al alumnado interno en prisión, en la que también participa alumnado que no está interno en la cárcel

La subdelegada del Gobierno de España en Jaén, Catalina Madueño, ha presentado el curso “Competencias emocionales en tiempo de crisis”, junto con el director del Centro Penitenciario de Jaén, Juan Mesa; el director de la actividad, Mario Pena; y la directora del Centro Asociado de la UNED de la provincia de Jaén, María Luisa Grande. La acción formativa se desarrollará entre los días 28, 29 y 30 de junio en la sede del Centro Penitenciario de Jaén.

El curso de verano que lleva como título “Competencias emocionales en tiempos de crisis” se enmarca en el Programa de Estudios Universitarios en Centros Penitenciarios de la UNED. En este sentido, Catalina Madueño ha informado que dicho programa “es fruto del desarrollo de los Convenios firmados entre el Ministerio de Universidades, el Ministerio de Defensa, la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias del Ministerio del Interior y la UNED”, remarcando que “se trata de un esfuerzo, tanto por parte del Gobierno de España como de la UNED, que pone en relieve la importancia de la coordinación entre administraciones, con el fin de que las acciones formativas lleguen a todo el mundo”.

El principal objetivo que recoge el Programa de Estudios Universitarios en Centros Penitenciarios de la  UNED es el incremento del nivel formativo y cultural de la población reclusa en territorio nacional, posibilitando, a través de la metodología a distancia, su acceso a los estudios universitarios. De este modo, María Luisa Grande, directora del Centro Asociado en la provincia, ha destacado que la UNED pone a disposición de los estudiantes internos en centros penitenciarios los siguientes servicios y materiales: un sistema de orientación o plan de acogida; tutorías semanales en diversos centros penitenciarios prioritarios de asignaturas del Curso de Acceso para Mayores de 25 años; apoyo a través de los Asesores UNED en la utilización de la Plataforma educativa aLF, en los centros penitenciarios que la tengan instalada, para los estudios de Grado; y asistencia del Centro Asociado de la UNED más próximo para los estudiantes en régimen abierto y libertad condicional.

Así, Catalina Madueño ha alabado la labor de la UNED señalando que “los cursos de verano ofrecen formación complementaria al alumnado interno en prisión, en la que también participa alumnado que no está interno en la cárcel, con un aforo limitado. También debemos de resaltar que todos los cursos ofertados con anterioridad, a excepción del curso pasado que se tuvo que cancelar motivado por la crisis sanitaria, han sido un éxito”, ha sentenciado.

El director del Centro Penintenciario, Juan Mesa, ha explicado que “nueve centros penitenciarios, siendo el de Jaén uno de ellos, tendrán cursos de verano de la UNED, cumpliendo con las medidas por la Covid-19. La Administración Penintenciaria tiene como una de sus prioridades la educación de la población reclusa, convirtiéndose los cursos de verano en esenciales para continuar con esta formación académica, complementando la Programación Formativa de la Institución”. Además, ha añadido que en Jaén “se iniciaron los cursos de verano en 2007, con diversas temáticas: Evolución de los sistemas penitenciarios; Nuevas tecnologías; Medios de comunicación; Violencia de género; Nuevos mercados laborales; Diversificación del ocio; Corrientes ideológicas actuales, etc; y en 2009 estos cursos de verano se abrieron a profesionales penitenciarios, otros profesionales y alumnos externos de la UNED.

Mario Pena, director del curso, ha agregado que la “formación en competencias emocionales es esencial para potenciar los estados emocionales positivos y gestionar las emociones como ansiedad, miedo, etc. que surgen en momentos imprevistos como el que nos ha tocado vivir, a raíz de la Covid-19”, desgranando que en el curso de “Competencias emocionales en tipo de crisis”, a través de ponencias teóricas y talleres prácticos, se abordará la enseñanza de estrategias de regulación emocional aplicadas a diferentes ámbitos”.

De igual forma, María Luisa Grande ha subrayado que “estos cursos de verano son un reflejo de las enseñanzas e investigaciones desarrolladas por la Universidad que pretenden ampliar conocimientos y mejorar competencias de quienes los realizan. Debemos de atender a la profunda y acelerada transformación de la sociedad en los últimos años que requiere profesionales capaces de pensar de forma crítica e imaginativa. Esta situación nos obliga a ser flexibles y renovar las actividades en cada edición para diseñar programas muy actuales, que en muchos de los casos son abordados de forma interdisciplinar y aplicada”.

Finalmente, Madueño ha abordado que “la inversión económica que se realiza en educación penitenciaria  busca  ofrecer a los estudiantes una segunda oportunidad de aprender, encontrar formas de reconocer y validar el conocimiento, aprovechar el uso de las nuevas tecnologías y ampliar sus oportunidades. Este tipo de actividades actúan en beneficio de todos, es decir, no es solamente un proceso unidireccional de reducción de la reincidencia, ya que las estadísticas afirman que los bajos niveles de cualificación tienen importantes efectos negativos en la empleabilidad de los presos una vez liberados, siendo esta una de las principales razones por las que los expresos reinciden”, ha remarcado.