CSIF se concentra para reclamar el pago pendiente del Complemento de Rendimiento Personal de 2019

125

El sindicato ve “inaceptable este impago, precisamente en este año tan difícil para los trabajadores y trabajadoras de la sanidad pública” y acusa al SAS de vulnerar un derecho retributivo consolidado por este colectivo.

CSIF Jaén se ha concentrado este martes ante el Hospital Médico Quirúrgico, al igual que lo ha hecho en los otros siete grandes complejos hospitalarios públicos de Andalucía en demanda del pago del Complemento de Rendimiento Personal (CRP) de 2019 que aún queda por abonar a los profesionales de la sanidad púbica.

Desde CSIF se lamentado que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) haya anunciado que el CRP pendiente de 2019 no se pagará “precisamente en este año tan difícil que hemos pasado” y ha considerado “inaceptable la actitud de la Administración, por cuanto vulnera un derecho retributivo consolidado por los trabajadores y trabajadoras de la sanidad en Andalucía”.

En este sentido, la responsable sindical de CSIF Sanidad en Jaén, Eva Clavero, ha añadido que CSIF va a reclamar este abono “hasta las últimas consecuencias, primero en la vía administrativa y, si procede, a nivel judicial”. En concreto, las cantidades adeudadas van desde los 200 hasta más de 600 euros en muchos casos y afectan a todos los profesionales de todas las categorías del SAS.

Maltrato al personal de la sanidad pública

Las organizaciones sindicales, CSIF, SMA, CCOO y UGT, recuerdan que el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, se comprometió a pagar el 100% de dicho concepto, que está recogido en la norma que regula las retribuciones, y exigen su inmediata rectificación en relación a “este maltrato, sin precedentes, a quienes lo siguen dando todo a cambio de estos desprecios de nuestros dirigentes políticos”.

Los convocantes aseguran que “llegarán donde tengan que llegar para doblegar esta injusticia que están cometiendo con el colectivo de trabajadores de la sanidad pública andaluza” y lamentan “que haya que recurrir a la justicia, con miles de demandas que bloquearán todavía más los maltrechos juzgados, para poder cobrar lo que corresponde”.