El Ayuntamiento de Úbeda sustituye el suelo de la sala de ensayos de la escuela municipal de Danza ‘Conchita Álamos’

35

El suelo, cuya inversión ha supuesto alrededor de 2.000 euros, garantiza la práctica de esta disciplina en las mejores condiciones, teniendo en cuenta materiales para minimizar el impacto en tobillos y columna.

La sala de baile de la Escuela Municipal de Danza ‘Conchita Álamos’, en los Honrados Viejos de El Salvador, ha acogido la presentación de las reformas que se han hecho en el espacio, de la mano del concejal de Educación, Pedro Jesús López, y la directora de la escuela, María Jesús Gómez.

El edil ha comentado que el Ayuntamiento ha atendido las demandas que la dirección y el alumnado de la escuela de danza venían haciendo, en materia de mejora del suelo de la sala de ensayos. “Se encontraba en unas condiciones que no garantizaban la práctica apropiada de la danza y las distintas actividades que aquí se desempeñan”, ha indicado.

Así, ha continuado explicando, se ha trabajado en una superficie de 100 metros cuadrados, instalado riostras sobre el antiguo suelo, colocado una aislante y sobre el mismo un tablero de DM de 18 milímetros, con un acabado de tres capas de barniz, con el objetivo de amortiguar el cuerpo ante los giros y otras manifestaciones necesarias en la danza y evitando que los tobillos, así como la columna sufran.

Respecto al presupuesto, el concejal de Educación ha informado que esta mejora ha supuesto una inversión de 2.000 euros, que serán financiados con fondos municipales, y los trabajos realizados han corrido a cargo del personal del Servicio de Mantenimiento del Ayuntamiento. “Es una inversión que va en la línea de atención, que desde el Ayuntamiento se está realizando para mejorar las condiciones de las escuelas municipales, como ha sido el caso de la Escuela Municipal de Teatro o la Escuela Municipal de Música”, ha subrayado.

Por su parte, la directora de la escuela ha agradecido el interés del Ayuntamiento en esta intervención, que era muy demandada. Y es que, como ha explicado, a lo largo de la semana, en condiciones normales, se atiende alrededor de un centenar de alumnos, lo que ha provocado que el suelo sufriera un desgaste propio del uso, por lo que se hacía necesaria su sustitución. “Estoy muy agradecida tanto a nuestro concejal de Educación como a la sección de Mantenimiento que han sido los que han puesto el suelo”, ha subrayado.