El Hospital de Jaén participa en un estudio sobre discontinuación de tratamiento a pacientes con leucemia

72

Carolina Alarcón avanza que, tras hacerle seguimiento 24 meses, el paciente no sufre recaídas en un 78% de los casos.

El Hospital Universitario de Jaén participa en un estudio multicéntrico observacional que se realiza en Andalucía sobre el tratamiento con inhibidores de tirosina cinasa (ITKs) en pacientes con Leucemia Mieloide Crónica (LMC). El estudio ha versado sobre la discontinuación, o suspensión, del tratamiento en 83 pacientes con Leucemia Mieloide Crónica en Andalucía, a los que se les ha realizado seguimiento durante 24 meses, suponiendo una Tasa de Supervivencia Libre de Recaída Molecular del 78%, lo que significa que, una vez ha dejado de tomar este tratamiento tras un tiempo, el 78% de ellos no recaen en su enfermedad.

Se trata de uno de los puntos analizados por el Grupo Andaluz de Leucemia Mieloide Crónica (GALMC), perteneciente a la Sociedad Andaluza de Hematología y Hemoterapia, que ha tenido como objetivo actualizar los resultados de proyectos que se están llevando a cabo y desarrollar nuevos estudios y trabajos que permitan avanzar en el diagnóstico y tratamiento de esta patología. Concretamente, los expertos han puesto en valor los avances y resultados preliminares obtenidos en un estudio reciente sobre discontinuación de tratamiento en pacientes con LMC en Andalucía y el comienzo de otro centrado en analizar la calidad de vida de estos pacientes a los que se ha suspendido su tratamiento.

Según datos del registro andaluz de Leucemia Mieloide Crónica, esta enfermedad afecta a 1 persona por cada 100.000 habitantes en Andalucía, por lo que se estima una prevalencia superior a 800 pacientes vivos en la región. “Antes de la aparición del tratamiento, la progresión de estos pacientes a una crisis blástica, o leucemia aguda, era inevitable y la única alternativa terapéutica era el ser candidatos a un trasplante alogénico de progenitores hematopoyéticos. El tratamiento con inhibidores de tirosina cinasa ha conseguido cronificar la enfermedad, con tasas de supervivencias similares a la población general. Por ello, actualmente, una de las cuestiones más candentes en relación al tratamiento específico de la LMC con ITKs es si en un porcentaje de pacientes que cumplen unos requisitos específicos podría intentarse la interrupción del tratamiento y mantener supervivencias libres de recaída molecular sin necesidad de tener que reiniciar el tratamiento, con la consiguiente reducción de efectos adversos relacionados con la medicación y el progresivo aumento en la calidad de vida de los pacientes”, explica la doctora Carolina Alarcón Payer, farmacéutica del Hospital Universitario de Jaén.

En este contexto surge el estudio observacional postautorización de seguimiento prospectivo multicéntrico de los pacientes con Leucemia Mieloide Crónica en Fase Crónica Ph+ que hayan estado en tratamiento con Imatinib, Nilotinib o Dasatinib a cualquier dosis, en primera o segunda línea, y que hayan alcanzado y mantenido la Respuesta Molecular ≥ 4,5 log durante al menos 36 meses. “Se pretende demostrar que a los pacientes diagnosticados con esta dolencia en tratamiento con los citados inhibidores durante al menos 3 años con Respuesta Molecular 4,5 log se les puede realizar discontinuación de tratamiento y pueden mantener la RM 4,5 log sin necesidad de volver a retratar”, especifica el Dr. José Manuel Puerta Puerta, hematólogo del Hospital Universitario ‘Virgen de las Nieves’.

Este estudio es el primer estudio observacional prospectivo que se realiza en España. “Tiene un gran interés científico debido al beneficio clínico que supone en los pacientes la interrupción de una medicación crónica, lo que supondría la disminución de efectos secundarios relacionados con el tratamiento y mejora en la calidad de vida de los pacientes con Leucemia Mieloide Crónica” añade la doctora Carolina Alarcón Payer.

Actualmente en Andalucía están con un tratamiento discontinuo 83 pacientes. Las tasas preliminares de Supervivencia Libre de Recaída Molecular y Supervivencia Libre de Tratamiento son concordantes con las que se obtienen en los distintos ensayos clínicos, sin que se haya comunicado ninguna progresión a fases avanzadas de la enfermedad. Con una media de seguimiento de 24 meses, el 78% sigue sin tratamiento específico con ITK por no haber perdido la respuesta molecular mayor, (BCR ABL ≤ 0.1%) punto de corte establecido en el estudio como criterio de reintroducción del tratamiento. “Y ahora se va a comenzar a analizar la calidad de vida de estos pacientes”, concluye el Dr. José Manuel Puerta.

Grupo Andaluz

El Grupo Andaluz de Leucemia Mieloide Crónica (GALMC) es un grupo cooperativo creado en el seno de la Sociedad Andaluza de Hematología y Hemoterapia en el año 2006. Actualmente, está formado por 50 especialistas en hematología y hemoterapia, una especialista en farmacia hospitalaria y una psicooncóloga.

El objetivo de GALMC es dimensionar la Leucemia Mieloide Crónica (LMC) en Andalucía. Para ello se creó el primer registro andaluz online de LMC, liderado desde el Hospital Universitario ‘Virgen de las Nieves’ de Granada, para conocer qué incidencia tenía la patología en Andalucía. Este registro online permitió disponer de los datos de pacientes y poder llevar a cabo estudios en vida real.

El estudio de discontinuación de tratamiento de LMC ha sido coordinado por José Manuel Puerta Puerta (Hematólogo del Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada), Carolina Alarcón Payer (Farmacéutica del Hospital Universitario de Jaén) y Pilar López Garrido (Presidenta del Grupo Andaluz de LMC), además de la participación de María José Ramírez (Hematóloga del Hospital de Jerez de Cádiz), Maribel Mata (Hematóloga del Hospital Costa del Sol de Marbella), Isabel Montero (Hematóloga del Hospital ‘Virgen del Rocío’ de Sevilla), Juan Antonio Vera (Hematólogo del Hospital ‘Virgen Macarena’ de Sevilla), África Mellado (Hematóloga del Hospital ‘Torrecárdenas’ de Almería), Magdalena Anguita (Hematóloga del Hospital Universitario de Jaén), Carmen Ferrer (Hematóloga del Hospital ‘San Juan de la Cruz’ de Úbeda).