Mantenimiento Urbano destina 4,3 millones a obras de mejora de calles, equipamientos y dotación de materiales

205

El Ayuntamiento de Jaén ejecuta en poco más de un año una inversión de más de 4,3 millones de euros en labores de mantenimiento urbano, arreglo de calles y equipamientos de uso público, en un periodo marcado especialmente por las restricciones de la pandemia y por las limitaciones de un área, la de Mantenimiento Urbano, que el actual equipo de Gobierno recompone tras salvar de la liquidación a la que la había abocado el PP en anteriores mandatos, que había entregado a manos privadas la escasa gestión que se hacía.

Parte de esta, además, se encuentra en estos momentos en los juzgados por la facturación a empresas de algunos trabajos que o no se hicieron o constan con precios fuera de lógica supuestamente. “Queda mucho por hacer pero vamos con la tranquilidad de que cada euro que se destina al mantenimiento urbano no se distrae como podía pasar antes, sino que va al ciudadano y se optimiza al máximo”, sostiene el concejal del área, Javier Padorno.

Padorno destaca que a comienzos de 2020 el Consistorio comenzó la ejecución del proyecto de reparación de calles estimado en 2 millones de euros, un trabajo que hubo que acometer de cero y al que hubo que sumar un millón de euros más en obras de adecuación de las redes de saneamiento y abastecimiento de una decena de vías en las que inicialmente el anterior equipo de Gobierno del PP solo había constatado problemas de asfaltado y pavimento o ni siquiera había pensado en los problemas que causaban a los vecinos. Este es el caso de Travesía Primera de Vacas, Empedrada y Cruz de La Magdalena (casco antiguo), Azulejos, Fajardo y Salsipuedes (San Ildefonso), Menéndez Pelayo y Agustina de Aragón o María de las Mercedes (Las Infantas), que se trabajaron en colaboración con la Concejalía de Servicios Públicos.

Del mismo modo, el Consistorio ha intervenido con varios contratos de obras por importe de 250.000 en cuatro proyectos de arreglos puntuales como son el bacheo de más de 50 calles, de mejora de accesibilidad en varios puntos del Bulevar y el acceso al campo de fútbol por carretera de Granada y la pavimentación y adoquinado de Plaza de Las Batallas y calle Álamos. Actualmente se pone en marcha un proyecto más de reparación y accesibilidad de acerados por importe de 380.000 euros para 22 puntos de la ciudad. Padorno señala que todas estas intervenciones se han realizado en un año del que tres meses han sido de confinamiento y el resto de un funcionamiento desigual por las circunstancias sanitarias “como en todas las empresas, más aún agravado en el caso de esta Concejalía, que encontramos al borde del desmantelamiento con personal desorganizado, desmotivado y escaso que poco a poco estamos dotando con nuevas plazas y dándoles su sitio”. Prueba de ello es que el Consistorio dispone por primera vez de un contrato de suministro de materiales para la conservación y el mantenimiento dotado con 750.000 euros. “No podía ser que un área que tiene que salir a trabajar a diario a las calles no tuviera madera para reparar bancos y barandillas, hierro para rejas, cemento y hormigón para bacheo y ni siquiera tornillos o piedra para labores de cantería. Así tenía el PP al personal, de brazos cruzados sin carga de trabajo y esquilmado”, sostiene.

Además de todo ello, el edil recuerda algunos de los trabajos “que nunca fueron objeto de interés para el anterior equipo de Gobierno y que este ha sacado adelante, caso de la puesta en funcionamiento del estanque del cocodrilo, de las fuentes de la Plaza de Santa María, el arreglo del vestuario del polideportivo de Las Fuentezuelas, la puesta en marcha del primer parque canino de la ciudad y la adecuación del espacio para las oficinas de atención al ciudadano de Policía Local en El Valle, casco antiguo y Peñamefécit, entre otras intervenciones. “Hemos demostrado en un año difícil con más de 4,3 millones de euros que lo que hay que hacer es estar más detrás de las obras en las calles y menos delante de las cámaras para hacerse fotos vacías, que es lo que encontramos después de 8 años al llegar al Ayuntamiento”, remarca el edil. “Y todo ello, sin descuidar el mantenimiento del día a día, las pequeñas reparaciones en la ciudad que muchas veces pasan desapercibidas”, recuerda.