El vestuario tradicional de los municipios jiennenses centra un libro publicado por la Diputación

169

“Memoria viva: indumentaria constumbrista de Jaén y provincia” recoge el resultado de veinte años de investigación de Pilar Sicilia y Juan Carlos Navasal.

La Diputación de Jaén ha editado el libro “Memoria viva: indumentaria costumbrista de Jaén y provincia”, un recorrido por el vestuario tradicional de los distintos municipios de la provincia. “En sus más de 400 páginas se incluyen referencias históricas sobre la vestimenta, así como una extensa muestra fotográfica y descriptiva del origen, las formas, tejidos, materiales y usos de distintas prendas utilizadas por hombres y mujeres de la provincia a lo largo del tiempo”, explica el diputado de Cultura y Deportes, Ángel Vera, que se ha reunido con una de sus autoras, Pilar Sicilia, quien ha realizado junto a Juan Carlos Navasal este trabajo, resultado de veinte años de investigación.

En esta línea, Vera pone de relieve la importancia del vestuario tradicional como patrimonio etnográfico. De hecho, “es uno de los contenidos específicos del Museo Provincial de Artes y Costumbres Populares ubicado en el Centro Cultural Baños Árabes”, apostilla el diputado de Cultura y Deportes, quien recuerda que este año se conmemora el 30º aniversario de este espacio “dedicado a aspectos de nuestra cultura popular desconocidos o incluso desaparecidos que, sin embargo, conservamos en nuestras salas para disfrute de las miles de personas que las visitan a lo largo del año”.

Por su parte, Pilar Sicilia presenta esta obra como el fruto “de muchos años investigando aquellas prendas que en los siglos XVIII, XIX y hasta mediados del XX llevaron nuestros mayores en su vida cotidiana”. En total, “han sido cerca de 20 años recorriendo todos los pueblos y aldeas de nuestra provincia para reunir más de un millar de imágenes, de las que aparecen en este libro más de 730”, según concreta la coautora de esta obra.

Sicilia, que agradece a “todas las personas que han contribuido con sus conocimientos a asesorarnos para que esta publicación vea la luz”, recuerda al coautor de esta obra, Juan Carlos Navasal, ya fallecido, “un hermano, un amigo y un compañero insustituible en este trabajo de campo que con tanto amor él ha realizado y que desgraciadamente no ha podido ver finalizado”.