El Ayuntamiento acata las medidas impuestas por las autoridades sanitarias y pide a los jiennenses un extra de responsabilidad para su cumplimiento

70

El alcalde de Jaén, Julio Millán, y la teniente de alcalde, María Cantos, han comparecido tras la reunión de la Comisión técnico-política de revisión y aprobación de medidas contra el Covid-19 en la que se han estudiado las medidas y restricciones aplicadas por la Junta de Andalucía para la ciudad de Jaén.

Ambos han recalcado la más absoluta colaboración del Ayuntamiento para conseguir la aplicación de estas medidas y su cumplimiento para la ciudadanía. Millán ha pedido coordinar la información de la situación del estado de la ciudad con las autoridades competentes más allá de conocer la tasa de prevalencia del virus por 100.000 habitantes, que aún  no llega a los 500 casos en Jaén y que es una información de conocimiento general por ciudadanía y medios de comunicación. “No podemos valorar datos pero desde luego con responsabilidad acatamos las restricciones porque entendemos que cuando se toman estas medidas tan graves es porque la situación así lo requiere, pero lo que sabemos es lo que en líneas generales conocemos de datos de contagio por 100.000 habitantes y lo que por los medios de comunicación hemos conocido de la preocupante situación de una residencia de mayores de la capital”, ha dicho. “Por tanto, nuestra colaboración en todas aquellas medidas que se nos pidan que podemos mejorar e incluso complementar con otras en función de la coordinación y la información que se comparta con el Ayuntamiento en los próximos días”, ha dicho el regidor señalando que no se trata tanto de una crítica como de una recomendación en aras de superar cuanto antes esta situación.

Además de todo esto, el regidor ha informado de que el Ayuntamiento mantiene la cesión hasta febrero a la Junta de las instalaciones del Jaén Arena, en el recinto ferial, para que la administración andaluza siga realizando en ellas cribados y otras pruebas.

En este sentido Millán y Cantos han recordado que a la restricción de uso de zonas infantiles que nunca se llegó a habilitar tras el estado de alarma pero cuyo precintado se refuerza estos días se procederá al cierre de los parques que tengan un sistema perimetral y algunas instalaciones municipales en barrios. Otros servicios municipales regularán el acceso de usuarios y adaptarán aún más su operativa de trabajo presencial. Además de ello las actividades deportivas se reducen en centros del Ayuntamiento al 50% de aforo y en grupos de seis personas máximo como recomienda la Junta de Andalucía y se observará con los hosteleros el cumplimiento del cierre en el entorno del horario marcado por la Junta. “En esto sabemos que son responsables y que van a colaborar al máximo”, ha dicho el alcalde.

Cantos ha recordado que las restricciones también afectan a la venta ambulante. Se suprime el mercadillo de los jueves durante las próximas semanas y ha recordado que la operativa de cementerios anunciada de cara a Los Santos se mantiene porque las medidas de aforo y horario ampliado de visita a los camposantos se diseñaron con restricciones que se adaptan a las requeridas por la Junta ahora. Sí se suprime la instalación de puestos de flores a la entrada de los cementerios. Algo similar a la programación de los eventos culturales como el Festival de Otoño, que ya tiene ratios de ocupación de teatros y medidas de seguridad acordes con las actuales medidas impuestas. “La situación es cambiante y tenemos que adaptarnos a la normativa que surge en cada momento”, remarca la edil.

En cuanto a los velatorios se mantiene la actual dinámica de admitir 15 personas en espacios libres o 10 en cerrados, sean o no convivientes. La despedida en la cremación contará con un máximo de 15 personas.

Sensatez y responsabilidad ciudadana-. Los dos responsables municipales han pedido a los jiennenses que asuman al máximo estas restricciones y las cumplan. De ellos han destacado que salvo excepciones, la población de la capital está altamente concienciada y recuerdan que la vigilancia y el control en estos momentos han de intensificarse pero que las actitudes personales son las que mejor ayudan a combatir el virus.

María Cantos ha recordado que el lavado de manos, el uso de mascarillas y la distancia social “son las tres normas básicas que tenemos que seguir cumpliendo como desde el principio”. “Seamos responsables y conscientes de la situación que estamos viviendo. La responsabilidad es la máxima garantía de que podemos parar el virus. Así que sensatez, responsabilidad y el cumplimiento de esas tres normas es lo principal que pedimos a la población”. Junto a ello ha recordado la importancia de limitar encuentros familiares y sociales para evitar contagios.