El PFEA (antiguo PER) creará 314.500 jornales y casi 22.000 empleos

125

La Comisión Provincial aprueba 163 proyectos presentados por 98 corporaciones por valor de 20,92 millones de euros. Catalina Madueño destaca el “papel vertebrador” de estos fondos para fijar a la población al territorio.

La subdelegada del Gobierno de España en Jaén, Catalina Madueño, ha resaltado la creación de 314.592 jornales y de 21.846 empleos en la provincia gracias a la puesta en marcha del Plan de Fomento del Empleo Agrario (PFEA), que destina esta edición unos fondos por valor de 20,92 millones de euros. Así lo ha señalado tras presidir la reunión de la Comisión Provincial de Seguimiento, en la que ha agradecido la apuesta  del Ejecutivo central con los trabajadores del campo, “con los que muestra una especial sensibilidad, sobre todo en unas circunstancias tan especiales como las que estamos viviendo como consecuencia de la pandemia”.

Madueño ha expresado la importancia  del PFEA, tanto para los municipios jiennenses como para los trabajadores que dependen del empleo agrario y de las obras que se proyectan a través de este plan durante la época de cese de la actividad en el campo.

En la reunión de la Comisión Provincial, celebrada por videoconferencia, han participado la directora provincial del SEPE, Isabel Mendoza, así como representantes de la Junta de Andalucía, de la Diputación Provincial y de los ayuntamientos, así como de sindicatos y organizaciones empresariales y  agrarias. Por unanimidad, se ha dado el visto bueno a los 163 proyectos adjudicatarios del reparto de los fondos destinados a subvencionar en 2020 la contratación por los ayuntamientos de trabajadores desempleados, preferentemente eventuales agrarios, en obras de interés general y social.

En este sentido, la subdelegada ha recordado que la aportación del Gobierno de España al programa para la provincia de Jaén asciende a 20,92 millones de euros: “Supone mantener el esfuerzo extraordinario realizado el pasado año al incrementar un cinco por ciento los fondos del PFEA, rompiendo la tendencia de congelación de los últimos seis años”, ha especificado.

La inversión del Estado está destinada a sufragar los costes salariales del personal contratado para el desarrollo de los proyectos, si bien dicha cantidad se incrementa por las aportaciones que realizan tanto la Junta de Andalucía como la Diputación Provincial de Jaén, así como los propios fondos de las corporaciones locales. Teniendo en cuenta esta financiación adicional, se prevé una generación aproximada de 314.000 jornales y la creación de casi 22.000 empleos para trabajadores del campo. Además, la subdelegada ha añadido que estos fondos permiten subvencionar la contratación de trabajadores desempleados “para obras de interés general y social que difícilmente se harían sin estas subvenciones”, lo que los convierte, por tanto, en “ayudas estratégicas para un sector tan importante en Jaén como el agrario”.

El pasado mes de abril, esta misma Comisión Provincial del PFEA aprobó los criterios de reparto y la distribución provincial de los fondos que el Estado destina a Andalucía, asignados por el Ministerio de Trabajo y Economía Social, a través del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). La reunión de esta mañana ha servido para dar luz verde a todos los proyectos y ratificar la asignación de las subvenciones a cada una de las 98 corporaciones (los 97 municipios de la provincia y la Diputación Provincial). Al respecto, Catalina Madueño ha reiterado que, si no hay problemas de índole administrativo, los ayuntamientos de la provincia podrán empezar a recibir todas las subvenciones del Gobierno antes de que llegue el mes de octubre. “Todas las solicitudes presentadas han sido remitidas para su estudio e informe a los seis consejos comarcales de la provincia, que se han celebrado en las últimas dos semanas, y que han emitido informe favorable indicando que los proyectos cumplían todos los requisitos”, ha explicado la subdelegada. Y ha agregado la subdelegada: “A partir de ahora, el SEPE emitirá las resoluciones de concesión de las subvenciones, con lo que los ayuntamientos podrían iniciar los trabajos correspondientes. Cuando emitan el certificado de inicio de las obras, el Gobierno procede a ingresar el cien por cien de los fondos”.

Catalina Madueño ha destacado la “flexibilidad” del Ejecutivo con los ayuntamientos a la hora de ejecutar los programas, tanto los nuevos como los del año pasado, afectados en muchos casos por la crisis provocada por la pandemia del Covid19. “Es por ello que el plazo de ejecución de las obras se ha ampliado hasta el 30 de septiembre, con la posibilidad de prorrogar ese periodo aún más hasta el 31 de diciembre previa justificación”, ha señalado.

La subdelegada del Gobierno ha resaltado la importancia que este programa tiene para el entorno rural y el mantenimiento de su población “posibilitando que personas residentes en los municipios de Jaén puedan obtener rentas económicas esenciales para numerosas familias”. Madueño  ha recordado, además, que los proyectos que se desarrollan con el PFEA benefician a los trabajadores que dependen del empleo agrario durante la etapa en la que cesa la actividad en el campo. Madueño ha subrayado el “papel vertebrador” que van a jugar estos fondos en la recuperación de los municipios como consecuencia de los efectos de la pandemia, además de “permitir como lo vienen haciendo durante muchos años, a que la población se fije en el territorio, favoreciendo la economía de las zonas que más lo necesitan”. “Estos fondos van a desempeñar un rol muy importante para recuperar la economía y el tejido productivo en municipios ligados al medio rural”, ha señalado.

El PFEA permite la puesta en marcha de proyectos de interés social y general en municipios cuya economía y su mercado laboral están muy ligados a la agricultura, con obras que se proyectan con cargo a este plan durante la época de cese de la actividad en el campo para el impulso de la actividad agraria. Además, también permite acometer actuaciones de conservación y mantenimiento del medio rural, forestal, patrimonial y medioambiental, así como proyectos para mejorar las infraestructuras urbanas de los pueblos y los servicios municipales.

La cantidad correspondiente a cada municipio se adjudica directamente por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) en función de unos criterios que tienen en cuenta la demanda y oferta de trabajo en cada municipio y con criterios históricos. Este programa tiene como objetivo propiciar la inserción laboral de los trabajadores en actividades emergentes del sector agrario, tales como actuaciones agroforestales, sobre el medio ambiente o sobre la base de los recursos endógenos del territorio.