El CES local señala que la economía de Jaén debe afrontar “grandes retos” y apuesta por políticas económicas de consenso

75

El Consejo Económico y Social de Jaén ha presentado las conclusiones del número 40 del panorama social-económico de la ciudad, que analiza la situación de la capital de enero a julio de 2020. Tras la aprobación por unanimidad, el pasado 15 de mayo, de un dictamen donde se analizaba las incidencias del Covid-19, en este número el CES vuelve a reiterar que es necesaria una “discriminación positiva hacia nuestra capital”, así como pone de relieve que Jaén precisa de un mayo nivel de inversión en actividades que generen riqueza y dinamicen y activen los recursos que hay en nuestra provincia. Para ello, ha apuntado el secretario general del CES local, Luis Alberto García, es “absolutamente capital que dicha dinamización sea abanderada por las administraciones públicas”.

En este informe, el CES local analiza los datos coyunturales en materia de contratación, desempleo y seguridad social, poniendo de manifiesto una incidencia “negativa” de la pandemia sobre la actividad económica jienense. El Covid-19 ha provocado que se hagan “un tercio menos de contratos en la ciudad respecto al mismo periodo de 2019. Es decir, se han dejado de hacer uno de cada tres contratos”, ha señalado José García Roa, consejero y miembro del grupo de expertos del CES local, que añadido, además, que nuestra capital presenta “un peor comportamiento que el conjunto de Andalucía en lo que a contratación se refiere”. En cuanto a sexos, la contratación femenina experimenta en este periodo un mayor descenso respecto a la contratación masculina y las contrataciones en “la escasísima industria jienense han tenido un peor comportamiento que la media andaluza”.

La capital jienense tiene una ratio de demandantes de empleo no ocupados con relación a la población e edad de trabajar de 0,15 superior, por tanto, a la media nacional e inferior a la andaluza. Mientras, el porcentaje de personas sin experiencia que buscan su primer empleo está “por encima de la media andaluza, con un peso del 12,67% en el primer semestre de 2020”, ha expuesto Roa. De igual modo, en este informe se recoge que 1 de cada 5 trabajadores afectados por los ertes en la provincia están vinculados a centros de trabajo de Jaén capital.

En cuanto a las afiliaciones a la Seguridad Social, se mantienen “inalteradas” durante el estado de alarma mientras que Andalucía pierde un 4,19 por 100 de afiliados y el conjunto del país un 2,74 por 100. No obstante, mientras que dichas afiliaciones se están recuperando en los últimos meses en el conjunto de Andalucía, “no está sucediendo lo mismo en Jaén; la recuperación se vislumbra más lenta, es decir, existe un efecto retardo de la pandemia en nuestra ciudad”, ha destacado.