Distinción a la profesora Yolanda Garrido, del Colegio Alfredo Cazabán, y en el proyecto “Tras la Huella del Lagarto”, del Colegio San Vicente de Paúl

69
PREMIOS

El Ayuntamiento de Jaén ha entregado los premios “Tiza de Oro” y “Mochila de Plata”, que han recaído en su segunda edición en la profesora Yolanda Garrido Gámez, del Colegio público Alfredo Cazabán, y en el proyecto “Tras la Huella del Lagarto”, del Colegio San Vicente de Paúl, respectivamente, y con los que se ha querido reconocer “la excelencia de la práctica docente y la innovación educativa de la comunidad educativa de la capital”.

Así lo ha señalado el alcalde, Julio Millán, que ha presidido la entrega de estos galardones en el Teatro Darymelia y donde ha destacado “el trabajo en red” de los centros educativos y de la comunidad a la que pertenecen como la mejor herramienta para seguir creciendo como sociedad. “Este Ayuntamiento quiere formar parte de ese trabajo en red del que depende nuestro éxito como sociedad, porque una sociedad que pueda vivir bien y en un mundo mejor, sigue dependiendo en gran medida de la Educación y de los valores y las vivencias que con ella seamos capaces de transmitir a nuestros niños y niñas, para que puedan desarrollarse como personas libres y capaces de desenvolverse con éxito en el mundo que les ha tocado vivir”, ha resaltado.

El reconocimiento se ha celebrado coincidiendo con el Día Internacional de la Educación y en presencia también de la primera teniente de alcalde, María Orozco, y del concejal de Educación, Javier Padorno, entre otros miembros del equipo de Gobierno y de la Corporación Municipal, entre otras instituciones colaboradoras como la UNED o la Escuela de Arte José Nogué, y representantes de la comunidad educativa de Jaén, además de familiares y amigos de los premiados. Julio Millán ha querido hacer extensible este reconocimiento al resto de compañeros y compañeras, que con sus proyectos educativos y avalados por sus equipos directivos, Ampas y el resto de comunidad educativa, “también han presentado este año propuestas innovadoras, a unos premios que aspira a convertirse en una referencia de buenas prácticas educativas en nuestra ciudad”.

El concejal de Educación ha afirmado que “es un orgullo que las personas premiadas representen a Jaén con su buen hacer, sin esperar reconocimientos ni buscar el aplauso, sino con el único objetivo de mejorar nuestra sociedad a través de la construcción personal de quienes son sus pilares, nuestras niñas y niños”. De Yolanda Garrido Gámez ha destacado su brillante y dilatada trayectoria docente basada en la continua búsqueda de la transformación de su alumnado a través de proyectos encaminados a formar personas responsables, solidarias, críticas y comprometidas con el mundo que les rodea. “Destaca, a su vez, por su capacidad para motivar al alumnado, para enseñar divirtiendo poniendo en valor a cada persona y prestando especial atención a los más vulnerables”, ha añadido.

Yolanda Garrido ha agradecido a la Asociación de padres y madres del colegio por ser la impulsora de su candidatura a estos premios y ha reconocido el apoyo que siempre ha tenido desde la Ampa a la hora de llevar a cabo sus proyectos. Además ha aprovechado para la oportunidad para pedir “una escuela pública de calidad, con buenas instalaciones y con un ambiente de solidaridad”.

Sobre el proyecto de aprendizaje y servicio “Tras la Huella del Lagarto”, presentado por el Colegio San Vicente de Paúl, Javier Padorno ha valorado “su potencia didáctica, inclusiva, motivadora, turística, sostenible y emprendedora, así como por suponer una inyección de autoestima para la población del barrio de La Magdalena y de todo el casco antiguo y ser, a su vez, una lección de igualdad de género”. Este proyecto hace protagonista al alumnado del centro, que ejerce como guía turístico para escolares de otros colegios de la ciudad, y se convierte en el mejor embajador de las potencialidades de uno de nuestros entornos patrimoniales más representativos. Manuel Illana, quien ha recogido el premio acompañado de sus alumnos y alumnas, ha reconocido el trabajo que el Ayuntamiento está haciendo para poner en valor al barrio de la Magdalena. “Es un barrio singular con una idiosincrasia particular que necesita del apoyo de todos y este proyecto educativo ha sido nuestro granito de arena”, ha subrayado Illana.

El concejal de Educación ha agradecido la colaboración de la Escuela de Arte José Nogué, encargada de organizar un concurso entre el alumnado para diseñar los galardones entregados esta tarde, con Rosario Ruiz López (Tiza de Oro) y Victoria Garzón Sánchez (Mochila de plata) como ganadoras. Estas alumnas han recogido sendos premios de 250 euros (en materiales, herramientas, bibliografía, software o hardware informático) patrocinados por la UNED y de la  mano de su directora en Jaén, María Luisa Grande. También se hecho entrega de una mención especial a Yolanda Martínez Pulido, que fue finalista tanto en Tiza de Oro como en Mochila de Plata con sus trabajos.

Por último, el concejal de Educación ha agradecido a la Universidad Popular Municipal y a la Concejalía de Participación Ciudadana su implicación en la organización para la entrega de estos dos reconocimientos municipales. El agradecimiento también lo ha hecho extensivo al jurado y al Consejo Escolar Municipal por formar parte de esta iniciativa. Estos galardones están impulsados por el Consistorio a través de la Concejalía de Educación y premian, en la categoría de la Tiza de Oro, a los docentes que enfocan su vocación de manera constante, rigurosa, innovadora y, en la mayoría de las ocasiones, silenciosa, y que trabajan en beneficio de su alumnado. Asimismo, en la categoría de Mochila de Plata, reconocen a las entidades, equipos docentes, profesionales o alumnado que participen en acciones, programas o actividades que de manera individual o colectiva fomenten la convivencia y faciliten la labor docente dirigida al alumnado.