Ara Malikian hace parada en Jaén de su gira mundial

60

FESTIVAL DE OTOÑO

Ara Malikian hace parada en Jaén de su gira mundial para entregar las notas de su álbum más personal a un Infanta Leonor cómplice y lleno a rebosar

El violinista y compositor libanés de origen armenio Ara Malikian aterrizó en el 23 Festival de Otoño para recrear ante el auditorio del Infanta Leonor lleno a rebosar las mejores notas de su “Ara Malikian World Tour”. Con un concierto intimista y vivaz al mismo tiempo, Malikian jalonó de comentarios los distintos temas interpretados ante un público que esperaba su visita a la capital después de no poder contar con él debido a la pandemia. “Igual toco 28 horas”, dijo bromeando ante el auditorio en referencia a las ganas que tenía de reencontrarse con los jiennenses. No en vano, su segundo tema fue rebautizado por él mismo como “Rapsodia Jaenes” en un guiño a su paso por la capital. Su elocuencia y constante interacción con los espectadores del Festival de Otoño hicieron que se ganase al público desde el primer momento.

El gran mimo, estudio y minuciosa preparación de las piezas de este concierto ha tenido sublimes momentos, algunos intimistas con el piano como acompañamiento y otros de mucho ritmo con su banda de guitarras, batería y contrabajo, con músicos de origen cubano sobre las tablas. Todo ello hilvanado con la mezcla de sonidos de distintos países que le caracterizan. El violinista traía además en su repertorio aquellos temas que le han dado fama internacional pero en esta ocasión jalonados con otros de ‘Ara’, su disco más personal, cosido con sus experiencias vitales y de crecimiento personal de los últimos años, entre ellas la paternidad o la pandemia. El público del Infanta, ansioso por escuchar en este escenario al violinista, nacionalizado español y residente en nuestro país, devolvió con sus aplausos las notas del compositor y sus músicos. La Gran caja escénica del Infanta Leonor ha dado la resonancia perfecta a este concierto de una gira mundial que agota entradas en donde quiera que va.