Esta semana se incorpora una nueva promoción a la Academia de la Guardia Civil con 1.510 alumnos

43

ACADEMIA GUARDIA CIVIL

La subdelegada de Gobierno apunta los beneficios que tiene para Baeza la llegada de otra numerosa promoción a la Academia de la Guardia Civil con 1.510 alumnos.

La subdelegada del Gobierno de España en Jaén, Catalina Madueño, ha destacado los “indudables beneficios” que tiene para Baeza la llegada de “otra numerosa promoción” a la Academia de la Guardia Civil. “Se trata de un impulso importantísimo a la economía local y de toda la comarca”, ha explicado la representante del Ejecutivo para referirse al inminente comienzo del curso de la 128ª Promoción, que está compuesta por 1.510 aspirantes, de los que 390 son mujeres. “Son cifras que ponen de manifiesto el compromiso del Gobierno con la seguridad y con la voluntad de revertir el proceso de reducción de plantillas de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad. No hay que olvidar que, hace unos años, hubo promociones que apenas llegaron a los cien alumnos y que llegaron a perderse casi 13.000 agentes en los gobiernos de PP”, ha remarcado.

En este sentido, la subdelegada ha recordado que, en esta legislatura, el Gobierno de España ha aprobado sucesivas ofertas públicas de empleo muy sustanciosas. “En este año, fueron 4.400 nuevas plazas entre la Policía Nacional y la Guardia Civil, porque consideramos que invertir en esta materia debe ser una cuestión prioritaria y fundamental”, ha señalado Madueño. “Gracias a esta convocatoria, la Academia de Baeza vuelve a tener una promoción muy numerosa, con todo lo que eso significa para esta provincia, en forma de inyección económica, gracias a la repercusión que la llegada de miles de personas tiene para los hoteles, la restauración y hostelería; para el ámbito inmobiliario y, también, es importante para los trabajadores de las empresas que prestan servicio en las instalaciones de la Guardia Civil, como por ejemplo la limpieza, el catering de los alumnos y los servicios auxiliares”, ha apuntado.

La subdelegada ha informado que la 128 promoción de acceso a guardias de la Academia de Baeza está compuesta por 1.510 aspirantes. En cuanto a su procedencia, 310 (24 mujeres y 286 hombres) acceden a las plazas restringidas a militares profesionales de tropa y marinería, con más de cinco años de servicio en las Fuerzas Armadas, y 1.200 (366 mujeres y 834 hombres) lo hacen en la modalidad de acceso libre. “El objetivo general del curso es proporcionar a los alumnos las competencias necesarias encaminadas a proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades y garantizar la seguridad ciudadana”, ha recordado Catalina Madueño, quien ha puesto el “extraordinario nivel de excelencia de la formación que se imparte en la Academia de Baeza”. “Aquí es importante destacar la enorme profesionalidad y dedicación de todo el equipo directivo y docente, encabezado por el coronel Fernando Moure”, ha agregado.

El curso, que tiene una carga lectiva de 1.141 horas, concluirá en el mes de junio de 2023. Los alumnos que lo superen comenzarán un periodo de prácticas de 40 semanas en las diferentes unidades de la Guardia Civil. “Estos agentes se distribuirán por todos los cuarteles de España e incrementarán las plantillas del Instituto Armado”, ha afirmado Madueño.

Por otra parte, la subdelegada ha valorado que, además del incremento del número de plazas en las ofertas públicas de empleo, el Gobierno también va a remodelar las instalaciones de la Academia, “para que esa formación se produzca en las mejores condiciones y con los mejores medios”. Así, ha aclarado que se van a realizar diversas actuaciones por valor de 10,5 millones de euros. Así, según ha explicado, se han adjudicado las obras para la construcción de la nueva galería de tiro, el reasfaltado del patio de armas y la construcción de la nueva pista de atletismo, unos trabajos que comenzarán en breve.

Del mismo modo, están en marcha otros proyectos, que se financiarán con fondos europeos, como la sustitución de todas las puertas y ventanas del complejo, que permitirán un mayor aislamiento térmico de los edificios; la sustitución de las calderas de gasoil por otras de combustible más eficiente; y la instalación de placas termo-solares. “Algunas de estas obras estarán en marcha durante el curso, pero se ha hecho un cronograma de actuaciones para que el impacto en el desarrollo de la formación sea mínimo”, ha concluido la subdelegada.