Premiada una agricultora de Alcaudete por el uso de innovaciones tecnológicas para combatir los efectos de la sequía en el olivar

170

El Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación ha concedido a la agricultora de Alcaudete, María José Serrano Arnau, uno de los galardones de Excelencia a la Innovación para Mujeres Rurales, por un proyecto que utiliza en su explotación agraria varias innovaciones tecnológicas destinadas a combatir los efectos de la sequía en el olivar, así como transferir a otras fincas los conocimientos adquiridos durante estos procesos. En concreto, ha sido distinguida con el primer premio en la categoría a la Excelencia a la Innovación Agraria. El ministro Luis Planas entregará los galardones el próximo 13 de octubre, dos días antes de la conmemoración del Día Internacional de las Mujeres Rurales.

En esta edición de 2022 se han distinguido los trabajos de 13 iniciativas para la puesta en valor de las mujeres en el medio rural y se han concedido tres premios por cada una de las cuatro categorías convocadas: “Excelencia a la innovación en la actividad agraria”, “Excelencia a la innovación en la actividad pesquera o acuícola”, “Excelencia a la innovación en la diversificación de la actividad económica del medio rural” y “Excelencia a la comunicación”.

El MAPA convoca anualmente estos premios desde 2010 con el objetivo de dar visibilidad a la labor de las mujeres rurales en la diversificación de la actividad económica y las actuaciones emprendedoras en el territorio. De esta forma, el ministerio muestra su compromiso con las políticas que impulsan la igualdad de género plena, favorecen el acceso a las jóvenes a la actividad agraria y fomentan la diversificación económica en el medio rural, lo que contribuye a frenar el despoblamiento de estos entornos.

María José Serrano Arnau es licenciada en Derecho por la Universidad de y, desde el año 2006, se dedica profesionalmente a la agricultura, como titular de una explotación agraria en Alcaudete. Además, es socia de la Cooperativa Virgen del Perpetuo Socorro, sociedad de la que es miembro del consejo rector desde 2019. Desde esta posición, mantuvo contacto con profesores del Departamento de Química Agrícola de la Universidad de Granada, para interesarse por varios dispositivos que habían patentado para mejorar la eficiencia de los cultivos. A partir de ahí, comenzó a impulsar una serie de actividades para fomentar el uso de estas innovaciones tecnológicas, que combaten el estrés hídrico del olivar, entre otros agricultores. “El objetivo es hacer más rentables las explotaciones, al tiempo que se conserva un inmenso bosque de olivos, cada vez más ecológico y sostenible”, ha explicado la subdelegada.

Catalina Madueño ha puesto en valor el compromiso del Gobierno con lograr la igualdad efectiva en todos los ámbitos de la vida de la población española, también en el medio rural, ya que “aún queda trabajo por hacer”: “Estamos firmemente comprometidos con afianzar el papel de la mujer en la actividad agraria y mejorar sus oportunidades de vida en el medio rural”, ha remarcado.

Al respecto, ha señalado el papel de las mujeres en los entornos rurales porque son claves para mantener la población en los pueblos y lograr el necesario rejuvenecimiento del entorno rural. “Las mujeres y los jóvenes rurales constituyen uno de los tres ejes prioritarios de acción del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en materia de desarrollo rural, junto con el apoyo a la innovación, la digitalización y la conectividad del medio rural y el regadío sostenible”, ha recordado Madueño. Y ha añadido: “Este Gobierno está firmemente comprometido con mejorar las opciones de trabajo y de vida de las mujeres en el medio rural y en la actividad agraria.

El Gobierno de España propuso y logró incorporar la perspectiva de género entre los objetivos estratégicos de la Política Agraria Común (PAC) 2023-2027. “Es un logro sin precedentes que permitirá orientar sus medidas para favorecer su presencia en la actividad agraria y fomentar la diversificación económica en el medio rural con especial incidencia en el potencial femenino”, ha concluido la subdelegada.