El Patronato de Cultura agradece la donación al Ayuntamiento de una obra del reconocido pintor jiennense Pedro Siratz

145

El reconocido pintor jiennense afincado en Francia, Pedro Siratz, ha donado una obra pictórica al Ayuntamiento de Jaén que, una vez sea aprobada su aceptación en consejo rector del Patronato municipal de Cultura que se celebra esta misma semana, se incorporará a la colección de Fondo de Arte Contemporáneo Municipal para el disfrute de todos los ciudadanos y turistas de Jaén, entrando así a formar parte del patrimonio de la ciudad.

Así lo ha anunciado el concejal de Cultura, Turismo y Patrimonio, José Manuel Higueras, quien ha expresado su agradecimiento por esta donación de este joven artista que cosecha una amplia trayectoria y ha divulgado su obra a nivel internacional. La previsión inicial es que de forma temporal la obra se exponga en el Teatro Infanta Leonor, espacio dedicado a la creación artística y la evocación, muy en sintonía con el cuadro, que representa un sueño en movimiento. Higueras indica asimismo que esta obra podrá ser exhibida en futuros espacios de exposiciones temporales municipales.

Esta pieza es fruto de su agradecimiento por la cesión de la sala municipal de exposiciones del edificio Moneo para la exhibición el pasado mes de septiembre de la exposición colectiva REM junto a Fanny de la Chica y que ponía de relieve la presencia de dos grandes artistas plásticos reconocidos en cientos de países que recalaban con esta muestra tan singular en su tierra. Sueños y Relatos que fue visitada por casi un millar de personas.

Pedro Siratz, nacido en 1984, es fundador de la plataforma de artistas emergentes ‘Knack Art Show’ y Master en Arte, Museos y Patrimonio Histórico. En su adolescencia se trasladó a Mallorca para desarrollar su carrera profesional en el mundo del comercio y de la moda. Más tarde puso sus ideas y sueños en Londres y allí fue donde desarrolló su experiencia artística. En la actualidad vive entre el sur de Francia y Mallorca. Su obra donada al Ayuntamiento es de gran formato y en su técnica domina el acrílico y carbón prensado sobre tela. Este cuadro forma parte de su apuesta humanística y fue creado junto a otras obras durante el confinamiento. El mismo autor expresa que fueron días de introspección y limitaciones y fue cuando dejó fluir su creatividad. De aquí surgió una exposición que ha girado por todo el mundo y que ha estado inspirada en el Covid y en la incertidumbre de la gente durante ese periodo.