La Consejería de Educación aprueba una inversión de 600.000 euros para la construcción de un gimnasio en el CEIP San Isicio de Cazorla

115

El delegado visita un municipio en el que la Junta ejecuta 11 actuaciones de reforma y mejora por valor de 3 millones de euros.

El delegado territorial de Educación y Deporte en Jaén, Antonio Sutil, ha informado hoy sobre la inversión aprobada por la Consejería para la ampliación del colegio público San Isicio de Cazorla. Así, el nuevo Plan de Infraestructuras Educativas destina 600.000 euros para la construcción de un gimnasio en el centro escolar. “La Junta de Andalucía y, en concreto, el departamento encabezado por Javier Imbroda, continúa reforzando la inversión en esta comarca, mejorando las infraestructuras y ampliando los servicios de sus centros educativos, con especial incidencia en aquellos que se encuentran en entornos rurales”, ha indicado Sutil.

En total, la Consejería tiene en marcha en el municipio actuaciones que ascienden a los 3 millones de euros. Junto con el futuro gimnasio, también está planificada en el CEIP San Isicio la sustitución de la red de saneamiento, una obra que tiene presupuestados 155.000 euros y que se ejecutará en verano. Además, está ya concluida y en período de garantía la reparación de patologías del centro, una actuación que ha supuesto una inversión de 340.000 euros. El mismo colegio se encuentra adherido al Plan de Bioclimatización, una propuesta pionera que conlleva una inversión de 390.000 euros y que será una realidad el curso que viene. Según ha explicado el delegado, este proyecto implica la colocación de placas fotovoltaicas que van a permitir la reducción del consumo energético, así como la instalación de un sistema de refrigeración adiabática. Se trata de una alternativa a los habituales sistemas de aire acondicionado que funciona enfriando el ambiente mediante la evaporación del agua. Sus principales ventajas son el bajo consumo eléctrico, las menores emisiones de CO2 y el menor coste de inversión inicial y de funcionamiento, además de que funcionan con aire fresco, sin recirculación, mejorándose así la calidad de este en el interior.

En el mismo Plan de Bioclimatización está incluido el IES La Yedra, centro en el que también se van a invertir 500.000 euros para mejorar el confort térmico de la comunidad educativa. En el instituto, además, se van a destinar 195.000 euros a reparar las humedades de las cubiertas, estando previsto que la intervención se realice el curso próximo. Además, ya se ha contratado la obra para sustituir la caldera de este edificio, una actuación que tiene un coste de 93.170 euros y está ya concluida y en período de garantía la ampliación de espacios para ciclos formativos, una actuación que ha supuesto una inversión de 413.000 euros.

Por último, en el CEIP Virgen de la Cabeza se ha finalizado el aislamiento de la cubierta, una intervención que ha contado con un presupuesto de 73.205 euros, y en el Colegio Público Rural La Vega, en El Molar, se va a instalar una caldera, con una inversión aproximada de 30.000 euros.

Asimismo, en el apartado de infraestructuras hay que añadir las partidas presupuestarias destinadas a la adecuación de espacios para mejorar las condiciones sanitarias en los edificios que son titularidad de la Junta de Andalucía. En concreto, el IES Castillo de la Yedra ha recibido 29.000 euros para estas actuaciones.

Otras inversiones en Cazorla

Junto con las inversiones en infraestructuras, Cazorla también ha visto mejorada la dotación de los recursos escolares en otros aspectos como son la atención a la diversidad y la Formación Profesional. En el primer aspecto, el municipio cuenta este año con un maestro más de Pedagogía Terapéutica en el IES Castillo de la Yedra para atender al alumnado con necesidades educativas. Además, los centros escolares de la localidad han recibido el refuerzo de un orientador gracias al Programa de Unidades de Acompañamiento y Orientación Personal y Familiar, un profesional que asesora a la comunidad educativa para la prevención del abandono escolar.

Por último, el delegado ha indicado que el CEIP San Isicio acaba de recibir una partida presupuestaria de 7.929 euros dentro del Programa Impulsa Inclusión, una iniciativa pionera de la Consejería de Educación que aporta recursos para la mejora de equipamientos en las aulas específicas que atienden a los menores con diversidad funcional.

En cuanto a la FP, el instituto de la localidad es uno de los doce de la provincia que este curso tiene autorizada una formación destinada a la obtención de certificados de profesionalidad. “En la línea de la estrategia de la Consejería que busca dignificar estas enseñanzas, esta nueva medida va a mejorar la cualificación de los cazorleños y, de esta manera, pretender incrementar su empleabilidad, con especial incidencia en la población juvenil”, ha señalado el delegado.

También con esta filosofía para mejorar la Formación Profesional, el IES Castillo de la Yedra ha recibido 35.761 euros para la mejora de los equipamientos de sus ciclos formativos.