CSIF Jaén lamenta la subida del paro en la provincia al romper la tendencia a la baja registrada en los últimos meses

84

El sindicato lamenta que Jaén sea la tercera provincia española donde más crece el paro, tras Málaga y Sevilla. El número total de desocupados se sitúa en 46.482, lo que supone 3.342 desempleados más que el mes anterior.

CSIF Jaén lamenta el nuevo golpe a la situación socieconómica de la provincia tras conocer la subida del paro en el mes de enero según se desprende de los datos dados a conocer hoy por el Ministerio de Trabajo y Economía Social. El número total de desocupados se sitúa en 46.482, lo que supone 3.342 desempleados más que el mes anterior.

Las cifras de paro, según la presidenta de CSIF Jaén, Antonia Ibáñez, de nuevo nos hacen reflexionar sobre el “complicado panorama al que se enfrenta la provincia de Jaén”. Lamentablemente, se rompe la tendencia del descenso del paro de los últimos meses y las causas hay que buscarlas, como cada mes de enero, en la caída de puestos de trabajo en la agricultura y en el final de la campaña de Navidad en la que se generaron contratos puntuales en el sector servicios”.

En este sentido, la subida del desempleo se concentra en la agricultura, donde se registran 2.716 parados más que en diciembre de 2021, cifra que representa el 81% del total de los parados registrados en Jaén en el mes de enero. Este incremento, junto con el del sector servicios, hacen que Jaén sea la tercera provincia española donde crece más el número de desempleados, tras Málaga y Sevilla.

A juicio de Ibáñez “no podemos conformarnos con los buenos resultados que nos da la Agricultura a finales de cada año, hay que facilitar las inversiones y trabajar por una estabilidad laboral en Jaén que forje un tejido productivo solvente y en constante crecimiento”.

Lo que sí se repite con respecto a los meses anteriores es que son de nuevo las mujeres las que más se ven afectadas por el paro. En este sentido, del total de desempleados jiennenses, el 63,9% son mujeres, en concreto, 29.734 paradas se registraron en enero. “Estas diferencias siguen siendo inaceptables y la única manera de resolverlas es dejarse de discursos y teorías e implementar medidas reales y efectivas que favorezcan la empleabilidad de la mujer”, concluye Ibáñez.