Requena: “La señora Madueño cuenta verdades a medias y omite que los ayuntamientos tendrán que pagar al gobierno de Sánchez 150 millones de sus ahorros”

52

Lamenta que la socialista tenga un argumentario muy bien aprendido y “mienta” tan descaradamente porque la única verdad es que PSOE y Podemos quieren usar a los ayuntamientos de cajeros para tapar los agujeros económicos derivados de su nefasta gestión de la pandemia. 

El diputado nacional y presidente provincial del Partido Popular de Jaén, Juan Diego Requena ha aplaudido la capacidad de la señora Madueño para “aprenderse al dedillo el argumentario del PSOE para defender el corralito que su jefe Sánchez y la ministra Montero han orquestado”. Madueño se ha aprendido estupendamente la lección, pero “lamentablemente solo ha dicho verdades a medias”. “Es evidente que el gobierno de Sánchez les ha dicho a todos sus lacayos lo que deben decir para defender lo indefendible y vemos como una y otra vez tratan de convencer con el mismo discurso, pero las mentiras tienen las patas muy cortas y el PP no va a parar de desmontarlas”.

Así, Requena ha invitado a Madueño a que diga la verdad y que explique que para que los 63 ayuntamientos de la provincia de Jaén puedan recibir los 42 millones de euros tienen que entregar 150 millones de sus ahorros. Además, parece que la socialista se olvida de que en la provincia de Jaén hay 34 ayuntamientos más que no podrán acceder a ninguna ayuda porque “ese gobierno de Sánchez e Iglesias que tanto defiende Madueño solo reparte 5.000 millones entre los ayuntamientos que cedan sus ahorros, pero los que no cedan al chantaje no van a recibir ninguna contraprestación”. Esto demuestra que detrás de estas “ayudas” solo hay un interés por parte del PSOE y Podemos de utilizar a los ayuntamientos como “cajeros automáticos” mientras los socialistas “repiten como autómatas un discurso cargado de engaños”.

La única gran verdad, ha continuado el dirigente popular, es que lo que ha perpetrado este gobierno social-comunista es un “corralito” para expropiar los ahorros de los municipios y “en lugar de usarlos para la mejora de los servicios públicos, la creación de empleo y políticas sociales, gastárselo en financiar el gobierno más caro de la historia además de costear los regalos que hace cada semana a Esquerra, Bildu, Junts per Cat o al PNV”.

Por tanto, desde el Partido Popular de Jaén “nos oponemos a que nos roben nuestros ahorros y no aceptaremos el chantaje de Montero” que quiere repartir como ella crea conveniente un dinero que es de los ayuntamientos. Y si los socialistas jiennenses “fuesen leales con sus votantes no cederían tampoco porque saben perfectamente que por mucho que quieran adornar la realidad, esto ha sido un invento de Sánchez e Iglesias para tapar los agujeros económicos derivados de su nefasta gestión de la pandemia” y como ocurre siempre que gobierna el PSOE “somos los ciudadanos los que tenemos que pagar los platos rotos”.

“Como la señora Madueño sabrá, aunque lo haya omitido en sus declaraciones, la Ley de Estabilidad viene derivada de la reforma que su jefe Zapatero hizo de la Constitución Española”. La estabilidad y sostenibilidad financiera nacen por una exigencia de Europa que llevó a introducir estos conceptos en la Constitución y fue un gobierno socialista el que modificó la Carta Magna, en concreto el artículo 135, para obligar a las administraciones a esa austeridad que es la que ha conllevado que ahora tengan ahorros.

El Partido Popular ha sido el único que a lo largo de su historia ha sido “municipalista y siempre ha velado por los ayuntamientos” por lo que de poco sirve que la delegada del gobierno de Sánchez en Jaén pretenda decir lo contrario porque “para eso están los hechos”. Y los hechos aquí son que “los ayuntamientos tendrán que pagar la fiesta de 23 ministerios y una estructuras inflada e innecesaria de altos cargos que han montado Sánchez e Iglesias y que el PSOE de Jaén está permitiendo con su silencio cómplice”. Los ahorros de los ayuntamientos deben ser gestionados por los propios ayuntamientos y diputaciones ya que, siendo la Administración más próxima al ciudadano, son la que con más eficacia puede gestionar su destino para paliar las necesidades de nuestros vecinos. Además, “no hablamos solo de los grandes ayuntamientos, sino también de los más pequeños, que no cuentan con la misma capacidad y necesitan un gobierno que les ayude, en lugar de quitarles sus ahorros o dosificárselos sin tener en cuenta sus necesidades actuales y más urgentes”.