La subdelegada del Gobierno destaca la encomiable labor que realiza la Subdelegación de Defensa en la provincia

54

Catalina Madueño entrega el reconocimiento a la familia del Caballero Alférez Cadete, Pablo Jerez Sanjuán.

La subdelegada del Gobierno de España en Jaén, Catalina Madueño, ha asistido al Acto Institucional del Día de la Subdelegación de de Defensa en Jaén, enmarcado en el 28º aniversario de su creación. En el acto, presidido por el delegado de Defensa en Andalucía, Carlos Ángel Echevarría, estaba también presente el subdelegado de Defensa en Jaén, Manuel Martín Porres; y la representante del Ejecutivo en la provincia, Catalina Madueño, que ha entregado el reconocimiento a la familia del Caballero Alférez Cadete, Pablo Jerez Sanjuan, residente desde que tenía nueve años en Jaén y vinculado igualmente a Baeza, que perdió la vida en acto de servicio durante el desarrollo de un ejercicio de instrucción y adiestramiento por un golpe de calor en el Campo de Maniobras de San Gregorio, en Zaragoza.

Así, Madueño ha destacado “la encomiable labor que realiza la Subdelegación de Defensa en nuestra provincia, con el subdelegado, Manuel Martín Porres, al frente”. “Hoy, sin ninguna duda es un día de celebración, pero también de reivindicación del papel que realizan las Fuerzas Armadas”. También, Catalina Madueño, ha subrayado que “actualmente, hay más de sesenta militares jiennenses realizando acto de servicio tanto en el Líbano, como en la la misión de la OTAN en Letonia”.

La Subdelegación de Defensa celebra una vez al año un día denominado Acto Institucional del Día de la Subdelegación en el que se concentra un acto que tiene por objetivo dar visibilidad a la imagen del Ministerio de Defensa, poner en valor las actividades que en cumplimiento de sus funciones realiza la Subdelegación, difundir la cultura de defensa, reconocer a otras instituciones y autoridades, tanto civiles como militares, entregar los reconocimientos, premios y condecoraciones tanto a personal militar y civil propio como ajeno, y reunir una vez al año al personal en la reserva y retirado, adscrito a las Subdelegaciones y de esta forma, mantener vínculo con la Institución Militar.