Recuperación de las actividades en la residencia José López Barneo

38

La residencia José López Barneo de la Diputación recupera la normalidad de su programa de actividades y talleres.

La diputada de Igualdad y Bienestar Social destaca la importancia de retomar estas iniciativas que “redundan en mejorar el ambiente y las habilidades de las personas residentes”

La residencia José López Barneo de la Diputación de Jaén recupera la programación habitual de actividades y talleres para sus residentes después de estos dos años de pandemia. La vicepresidenta primera de la Administración provincial y diputada de Igualdad y Bienestar Social, Francisca Medina, subraya la importancia de retomar estas iniciativas. “Aparte de la atención personalizada en cuanto a las patologías que puedan tener y la discapacidad que puedan sufrir las personas residentes, ponemos en marcha una serie de actividades que hacen que esta residencia se acerque a la sociedad”. En esta línea, Medina asegura que “ahora que estamos mejor respecto a la pandemia y retomamos la nueva normalidad, se están programando actividades y talleres que redundan en la mejora de ese ambiente tras estos años de pandemia que las personas mayores y con discapacidad han sufrido tanto”.

Así, para el segundo cuatrimestre del año se han programado más de una decena de actividades, que van desde talleres sobre educación vial a la celebración de fiestas como las Cruces de Mayo o la feria de la Virgen de la Capilla, así como excursiones al Puente de la Sierra, al Santuario de la Virgen de la Cabeza o a la playa, conforme se acerque el verano.

La diputada de Igualdad y Bienestar Social señala que todas estas actividades lúdicas y educativas se complementan con “una serie de talleres con los que trabajamos sus propias habilidades sociales, la inteligencia emocional o la psicomotricidad”. Además, se mantendrá la celebración de talleres anuales que tienen que ver con la musicoterapia, la terapia asistida con animales, talleres de dinamización y de ocio, de alimentación saludable, sueño reparador o risoterapia. En definitiva, se trata de “una actuaciones encaminadas a trabajar con nuestros residentes todas aquellas habilidades que tienen que ver con su desarrollo personal y la integración social”, puntualiza Francisca Medina.