Agentes de la Policía Local logran rescatar a cuatro personas afectadas por un incendio en la calle Miguel Castillejo que ha sido sofocado por bomberos

107

Los servicios de emergencia municipales se han movilizado a las 5,20 horas de hoy al recibir un aviso de incendio a la altura del número 6 de calle Miguel Castillejo. El fuego ha calcinado un ciclomotor estacionado junto a la entrada inmueble, en un soportal, además de causar daños severos en el cuadro eléctrico y generar una importante humareda.

Los primeros en acudir a la zona han sido los componentes de dos patrullas de la Policía Local que han sido advertidos de que había cuatro personas, un niño, su madre y los abuelos del menor, estos con problemas de movilidad, en un bajo que podrían verse afectadas, por lo que los 4 agentes, provistos de mantas ignífugas y mascarillas, han accedido al bloque de pisos y han logrado ponerlos a salvo rápidamente. Tanto los policías locales, como los moradores rescatados han tenido que ser atendidos por los sanitarios allí desplazados por inhalación de humo, así como otros residentes que han salido a la calle y también presentaban molestias respiratorias y de otro tipo; en total, unas 17 personas se han visto perjudicadas, pero todas, con síntomas leves.

Minutos después del aviso de emergencia, en concreto, a las 5,29 horas ya estaba en el lugar una escuadra compuesta por 7 bomberos que se ha hecho cargo de la situación, con la colaboración en las tareas de rescate y el ataque directo a las llamas, tarea combinada con la extracción de humo y ventilación del edificio. En un primer momento, los agentes de la Policía Local han tratado de sofocar las llamas con extintores, labor que ha sido imposible.

A las 6.53 horas, los bomberos han regresado a la central del Servicio de Prevención y Extinción de Incendios y Salvamento, una vez controlada la situación. Durante la intervención, los bomberos han sido advertidos de que había otro vehículo más que había comenzado a arder cerca del lugar del primer incendio, pero no ha sido preciso sofocar este fuego, ya que este se ha apagado de forma automática, en un momento en el que descargaba un fuerte aguacero. El origen de las llamas se investiga y los hechos ya están en conocimiento de la autoridad judicial, que ha abierto diligencias para esclarecer lo sucedido.