El Centro de Acogida de Jaén da cobertura actualmente a 52 personas refugiadas

127

Está gestionado por Cruz Roja en el marco del Programa de Protección Internacional, “un recurso que da cobertura actualmente a 52 personas desplazadas”. La Comisaría ha recibido hasta 178 peticiones de protección temporal internacional de ciudadanos ucranianos, de las que ya se han tramitado 140.

La subdelegada del Gobierno de España en Jaén, Catalina Madueño, ha destacado la solidaridad y el compromiso con los refugiados ucranianos que han llegado en las últimas semanas al país huyendo de la guerra “para conseguir que se beneficien de una total protección y pueden vislumbrar un horizonte de oportunidades”. Así lo ha señalado durante la primera visita institucional realizada al Centro de Acogida gestionado por la Cruz Roja en el albergue Inturjoven de la capital, gracias a la financiación del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, y en el que ha sido recibida por una representación de la ONG, encabezada por el presidente provincial, José Boyano.

Durante el recorrido, realizado junto a la delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía, Maribel Lozano, y la concejal de Políticas Sociales del Ayuntamiento de Jaén, Nines Díaz, la subdelegada ha conocido las instalaciones y los espacios habilitados para la atención y la acogida temporal de estas personas, y ha podido dialogar con algunos beneficiarios de este programa. Al respecto, ha puesto en valor “el ejemplo de colaboración, cooperación y coordinación entre administraciones y con las organizaciones no gubernamentales y entidades del tercer sector como el reflejo de la ola de solidaridad del conjunto de la ciudadanía”. “Hemos visto que los jiennenses se han volcado con los ucranianos que han tenido que dejar atrás sus vidas por el horror generado por la invasión de Rusia y el Gobierno de España ha liderado desde el principio la respuesta institucional”, ha explicado Madueño. Y ha añadido: “Se trata de ordenar mucho mejor la solidaridad para que pueda llegar a más personas, de forma más segura y con las máximas garantías para todos”.

La subdelegada ha recordado que el centro de acogida, ubicado en las instalaciones del albergue juvenil de la capital, se puso en marcha el pasado domingo, 3 de abril, con una capacidad total de 65 plazas, de las que 55 eran de acogida temporal y 10 de primera acogida. “A día de hoy, da cobertura a 52 refugiados, de los que 19 son menores. La gran mayoría es de origen ucraniano, aunque también hay dos familias procedentes de Venezuela, otra de Marruecos y otra de Irak”, ha indicado. Al respecto, ha hecho hincapié en que el principal objetivo es procurar que los refugiados se sientan “lo mejor posible durante el tiempo que estén entre nosotros”. En concreto, cinco de esas personas (una mujer y cuatro hombres) están en régimen de primera acogida, mientras que las otras 47 (34 mujeres y 13 hombres) están en acogida temporal.

Catalina Madueño ha destacado la labor del Gobierno para impulsar y coordinar con otras administraciones un Plan de Acogida para las personas que han tenido que huir por la guerra en Ucrania. En concreto, ha señalado la rapidez para adaptar la directiva europea de protección temporal, “que establece un nuevo marco jurídico que permite a los desplazados ucranianos residir, trabajar y acceder al catálogo de prestaciones de los 27 países de la Unión Europea”.

En este sentido, mediante una Orden Ministerial conjunta de los Ministerios de Inclusión e Interior dictada a finales de febrero, se puso en marcha el mecanismo que permite a estos ciudadanos ucranianos que llegan a España obtener el permiso de trabajo y residencia en 24 horas. “Este primer trámite, que es muy simple, se puede realizar en los Centros de Recepción, Atención y Derivación del Ministerio de Inclusión, así como en las comisarías habilitadas por el Ministerio del Interior. Una de esas comisarías es la de Jaén”, ha explicado la subdelegada. Hasta el momento, la Brigada de Extranjería de la Comisaría de la Policía Nacional en Jaén ha tramitado hasta ahora 140 solicitudes de protección internacional de ciudadanos ucranianos. “Se ha dado cita a otras 38 personas para los próximos días. En total, son 178 personas las que han conseguido o están en vías de lograr la figura de protección internacional temporal. Se trata de un proceso muy dinámico, pero que se está resolviendo con celeridad”, ha concluido Catalina Madueño. Hay que recordar que, antes del comienzo de la invasión de Rusia, unos 150 ucranianos residían en la provincia de Jaén.

Además de las medidas encaminadas a la regularización documental, la subdelegada ha aclarado que el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones tiene abierto un Programa de Protección Internacional, con el objetivo de cubrir las necesidades de las personas refugiadas. “Cruz Roja es la principal asociación designada en la provincia por el Ministerio de Inclusión para la atención y acogida de desplazados que llegan a la provincia. Fruto de ese programa, se ha podido abrir el centro de acogida en el Albergue Inturjoven de la capital, con una capacidad de 65 plazas, que se ponen a disposición de la red asistencial del Ministerio, que las irá gestionando en función de las necesidades que se vayan teniendo en todo el país”, ha agregado la subdelegada.

Catalina Madueño ha explicado que instituciones como Jaén Acoge también han activado recursos en el marco del Programa de Protección Internacional. “A partir de ahí, esas personas entran en un circuito, en un itinerario dividido en varias fases. En la inicial, se cubren sus necesidades básicas de manutención, alojamiento, vestimenta y salud. En una segunda fase, comienza la preparación para la autonomía de esa persona, con programas de empleabilidad y de inserción laboral, además de asistencia de social, jurídica o psicológica. De forma transversal, se trabaja también en el aprendizaje del idioma”, ha especificado.

En España, además, las personas desplazadas tienen acceso a un amplio catálogo de prestaciones, que van desde el alojamiento y manutención, la asistencia jurídica y psicosocial, la atención laboral, hasta la asistencia sanitaria, escolarización o ayudas económicas.