Úbeda y Bedmar se alían para la promocionar la VII Fiesta del Espárrago

89

Se ha presentado el viaje cultural a la Fiesta del Espárrago, en Bedmar, que tendrá lugar el próximo 26 de marzo, y que ha sido organizado por los ayuntamientos de Bedmar y Úbeda, en estrecha colaboración con el Área de Promoción y Turismo de la Diputación de Jaén.

La concejala de Mayores, Magdalena Urrutia, ha destacado que, una vez mejorada la situación ante esta pandemia, el Ayuntamiento ha decidido retomar los viajes culturales dirigidos a los mayores de nuestra ciudad.

En este sentido, la edil ha concretado que los autobuses tendrán su salida el 26 de marzo, a las 9:00 horas, desde la estación de autobuses, y hay previstas unas 108 plazas. En este viaje, ha matizado Urrutia, no se abrirá un plazo de inscripción, porque tendrán preferencia las personas que se inscribieron en la pasada edición de esta fiesta y que por motivos de la alerta sanitaria tuvo que cancelarse. “Hemos tenido en cuenta a esas personas que tenían la solicitud echada, para que tuvieran preferencia a la hora de ir en esta ocasión”, ha declarado.

Una vez lleguen los autobuses al municipio de Bedmar, se ha preparado una visita a la fábrica de conservas de espárragos, se visitará el pueblo y después se dejará un tiempo para la comida, a las 18:00 horas se efectuará la salida de regreso a Úbeda.

Fiesta del Espárrago

Por su parte, el alcalde de Bedmar, Pablo Ruiz, ha manifestado que el municipio acoge con mucha ilusión la celebración de la VII edición de la Fiesta del Espárrago, ya que no se ha podido celebrar, de manera presencial, en estos dos últimos años, por la pandemia.

El regidor del Bedmar ha recordado que su municipio hizo una apuesta decidida por este producto, como método de cultivo alternativo al olivar. “Con esta feria turístico-gastronómica lo que pretendemos es consolidar este producto en nuestra localidad”, ha manifestado.

Pablo Ruiz ha recordado que los emigrantes que se tuvieron que ir a Navarra trajeron de regreso ese conocimiento y la cultura del espárrago, un suplemento de cultivo y económico ideal para cuando la campaña de aceituna “venía corta”, lo que facilitaba que se pudieran establecer unos 15.000-20.000 jornales de trabajo extra a los realizados previamente en la recogida de aceituna.

De la consolidación de este producto, ha indicado el primer edil de Bedmar, surgió la idea de celebrar una fiesta gastronómica desde ámbitos como el turismo, la nutrición, la comercialización, la transformación o, incluso, el impacto económico en la localidad.

En esta séptima edición, la fiesta se celebrará a lo largo de cuatro días, y se han previsto actividades como la visita a las esparragueras; charlas sobre la siembra, extracción del cultivo, procesado, comercialización, valores nutricionales del producto, aporte en la economía sostenible; recorridos turísticos –conservera de espárragos, almazara de aceite, castillo y paisaje de Sierra Magina y zona de Cuadros-; catas de degustación; o cocina en directo con innovadoras recetas. “Será un fin de semana muy completo y atractivo, en el que invito a todo el que quiera venir ver algo diferente y conocer no solo el espárrago, sino todo lo que conlleva”, ha apostillado.

Apoyo de la Diputación

La Diputación Provincial de Jaén ha sido pieza clave para la realización de este viaje cultural, ya que como ha señalado el diputado de Promoción y Turismo, Francisco Javier Lozano, la Administración provincial ha colaborado financiando el coste de los autobuses que se fletarán hacia el municipio de Bedmar.

Así mismo, Lozano ha destacado esta colaboración “en red” de los ayuntamientos de la provincia de Jaén, con iniciativas como ésta en la que ambos municipios saldrán beneficiados cultural y turísticamente. “Demuestra la buena relación que hay en el territorio y que hay objetivos comunes”, ha expresado.

En palabras del diputado, esta fiesta, con la que la Diputación también colabora para su celebración, a través de una línea de subvenciones ‘Eventos de interés turístico’, pone en valor un producto cultivado en tierras jiennenses y sigue apostando por la imagen de Jaén como destino gastronómico. “Se trata de una fiesta, dirigida a todos los públicos, que intenta promover el sector agrícola y el turístico, junto a la restauración”, ha indicado.