Unos 120 agentes de la Guardia Civil llevarán seguridad de la Vuelta Ciclista a Andalucía a su paso por la provincia de Jaén

141

La Subdelegación del Gobierno de España en Jaén coordina el dispositivo de seguridad para la segunda y quinta y última etapa de la 68º edición de la Vuelta Ciclista a Andalucía, que discurren en buena parte por carreteras de la provincia. Cada una de esas jornadas contará con un despliegue compuesto por alrededor de 120 agentes de la Guardia Civil, que velarán por los participantes, por los organizadores y por el público. A estos agentes hay que sumar también los funcionarios de los policías locales de los doce municipios jiennenses por donde transita la carrera, así como los voluntarios y miembros de la organización.

El objetivo es controlar que todo transcurra con normalidad, tal y como se ha acordado en la junta de seguridad presidida por la subdelegada del Gobierno de España, Catalina Madueño, y en la que han participado alcaldes y responsables de seguridad de los municipios por los que está previsto que pase la prueba; el jefe provincial de la Dirección General de Tráfico, Juan Diego Ramírez; el teniente coronel jefe de la Comandancia de Jaén, Francisco José Lozano; el capitán del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil, Antonio Muñoz Mesa; y el diputado provincial de Cultura y Deportes, Ángel Vera, y el director general de Deporinter, Joaquín Cuevas. “Se trata de uno de los eventos deportivos de máximo nivel y tenemos la suerte de que nuestra provincia va a tener un protagonismo especial. Para la realización de esta prueba es necesario coordinar a todos los activos que intervienen en las etapas para que todo se desarrolle perfectamente y se pueda disfrutar de un buen espectáculo. Entre todos, se ha puesto en común un dispositivo suficiente y bien diseñado, con los medios humanos y materiales adecuados”, ha explicado la subdelegada.

La Vuelta Ciclista a Andalucía se desarrollará a lo largo de dos jornadas en la provincia de Jaén. En concreto, la segunda etapa, que se celebrará el próximo jueves 17 de febrero, tiene un recorrido de 151 kilómetros. Partirá de la localidad malagueña de Archidona y terminará en el Castillo Fortaleza de La Mota, de Alcalá la Real, donde estará situada la meta. En concreto, recorrerá más de 50 kilómetros por carreteras de la provincia de Jaén, siempre en el término municipal alcalaíno. La organización prevé que la carrera termine en torno a las cuatro y media de la tarde.

Además, la quinta y última etapa de la Vuelta Ciclista a Andalucía transcurrirá el domingo 20 de febrero y discurrirá íntegramente por la provincia. En concreto, la línea de salida estará colocada en Huesa, mientras que la meta se situará en Chiclana de Segura. La longitud de ese recorrido será de 167 kilómetros. La carrera discurrirá por los términos municipales de Huesa, Hinojares, Quesada, Peal de Becerro, Cazorla, La Iruela, Santo Tomé, Villacarrillo, Iznatoraf, Villanueva del Arzobispo y Chiclana de Segura.

La junta de seguridad, celebrada en la Subdelegación de forma presencial y con la asistencia de los alcaldes, concejales y responsables de la Policía Local de las localidades por donde transita la prueba, ha analizado los recorridos, los posibles puntos conflictivos y las zonas en las que es necesario realizar determinadas intervenciones. Además, los participantes conocen de forma pormenorizada los respectivos tiempos de paso y los horarios. “El objetivo principal por el que trabaja la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, junto con el personal de la organización, es garantizar la seguridad de los participantes de la prueba y del resto de usuarios”, ha afirmado Catalina Madueño.

La subdelegada del Gobierno ha informado que serán unos 120 agentes de la Guardia Civil los que colaboren en La Vuelta a Andalucía para controlar que todo transcurra con normalidad, junto a las Policías Locales de cada uno de los municipios y voluntarios que sumaran en torno a 200 personas.

La edición de este año de la Vuelta Ciclista a Andalucía, conocida popularmente como “Ruta del Sol”, vuelve a su disputarse en su fecha tradicional del mes de febrero. “Estas dos etapas que se desarrollan en Jaén representan un gran escaparate para el interior de nuestra provincia de cara a posibles visitas, una vez que la actividad turística comience a retomarse con normalidad cuando se alcance un determinado grado de vacunación de la población”, ha explicado la subdelegada.

La prueba cuenta en esta edición con la participación de 22 equipos de categoría internacional que participan en las grandes competiciones. La organización de la prueba mueve diariamente a unas 800 personas, por lo que la coordinación de su seguridad es de primordial interés.

Para estas dos etapas que discurren por la provincia se contará con un dispositivo de unos 45 agentes de la Guardia Civil de Jaén, pertenecientes al Subsector de Tráfico y a unidades de Seguridad Ciudadana. Además, cada uno de los doce ayuntamientos aportará un número determinado de policías locales para completar el despliegue en cada uno de los municipios. Del mismo modo, con el propio dispositivo de la Vuelta a Andalucía vienen unos 75 agentes más de la Guardia Civil, en concreto del Subsector de Tráfico y de los Grupos Rurales de Seguridad.

La subdelegada del Gobierno de España en Jaén ha agradecido especialmente el excelente trabajo que siempre desarrolla la Guardia Civil en este tipo de pruebas deportivas y ha destacado “la gran colaboración” de las diferentes Policías Locales: “El objetivo principal por el que trabaja la Comandancia de Jaén y la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, junto con el personal de la organización, es garantizar la seguridad de los participantes de la prueba y del resto de usuarios”, ha afirmado. En el transcurso de la reunión se ha fijado la importancia de la coordinación para establecer las pautas necesarias para que todo transcurra con total normalidad: podamos disfrutar de un espectáculo de primer nivel en nuestras carreteras y poblaciones. El objetivo principal de la reunión ha sido garantizar la seguridad de los participantes de la prueba, así como de los espectadores.

Catalina Madueño ha explicado que, en cuanto a la regulación de las carreteras, “los participantes tendrán garantizado el uso exclusivo de las vías en el espacio comprendido entre el vehículo de apertura con bandera roja y el de cierre con bandera verde, una cápsula de seguridad que se establece con el apoyo de todo el dispositivo presente en la prueba”. Además, ha subrayado, “se señalizaran expresamente los lugares peligrosos como los cruces e incluso se contará con la presencia de personal de la organización y con instrucciones precisas del responsable de seguridad vial”.