La Policía Local interviene tras recibir el aviso de que un perro se encontraba atado a un árbol sin agua y apenas con sombra

112

La Policía Local intervino este fin de semana, tras recibir un aviso la Jefatura de un presunto delito de maltrato animal. Fueron los vecinos de un chalé en la zona de Puente Tablas los que alertaron, sobre las 16.00 horas del 15 de agosto, de que un perro se encontraba sin apenas sombra, sin comida y sin bebida y, por lo tanto, sin que su propietario lo atendiera, a pesar de que el can no paraba de quejarse. Cuando la patrulla se persona en el lugar de los hechos, comprueban, desde el exterior de la parcela, que el animal estaba atado un árbol, sin sombra alguna que lo resguardara de las altísimas temperaturas que se registraban en ese momento y sin sustento alimenticio ni bebida para refrescarse.

Tras llamar en varias ocasiones al timbre para que los residentes les franquearan el paso al interior de la finca y no lograrlo, finalmente, los agentes comprueban que hay una puerta abierta y acuden hasta dónde se encuentra el perro. Al comprobar su delicado estado, avisan a los servicios veterinarios municipales, que se hicieron cargo de este, aunque nada se pudo hacer para salvar su vida. A raíz de los hechos, la Policía Local ha redactado un informe sobre un supuesto delito de maltrato animal, cometido por el propietario del chalé, que ha sido trasladado a la Guardia Civil, como competente en la investigación de este tipo de hechos.

Por otro lado, también durante el servicio del pasado puente festivo, agentes de la Policía Local sorprendieron, de madrugada, al conductor de un vehículo con el carné de conducir retirado. Se trata de un hombre al que, por orden judicial, se le privó del permiso, el 7 de julio del actual 2021, a raíz de un incidente con la Policía Local que le dio el alto tras observar que realizaba una maniobra prohibida con su coche. En aquella ocasión, los agentes, que detectaron que iba al volante con evidentes signos de haber consumido alcohol y drogas, le denunciaron por negarse a someterse a las preceptivas pruebas y por falta de respeto a la autoridad. La nula consideración hacia los agentes en aquel servicio también le valió sendas denuncias, por estos motivos, a dos de los acompañantes del conductor al que se le retiró el carné por orden judicial, tras remitir al juzgado la Policía Local las diligencias sobre lo ocurrido.