La campaña de control de velocidad acaba con 200 conductores denunciados en la provincia

86

Representa el 6,52 por ciento de los 3.068 vehículos controlados durante la última semana. Catalina Madueño destaca la importancia de que las distintas policías locales se sumen a este tipo de campañas en sus respectivos municipios.

Durante los siete días de la campaña especial de vigilancia y control de la velocidad realizada por la Dirección General de Tráfico entre el 12 y 18 de julio, un total de 200 conductores fueron denunciados por exceso de velocidad en la provincia de Jaén, lo que representa el 6,52% del total de conductores controlados (3.068), según los datos facilitados por la Jefatura Provincial.

En el marco de esta campaña, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil establecieron varios puntos de control de velocidad en las carreteras de la provincia, lo que permitió, como destaca la subdelegada del Gobierno de España, Catalina Madueño, “establecer una importante red de controles preventivos”. Casi al 75 por ciento de los conductores infractores se les notificó la denuncia en el momento de ser parados e informados por los agentes de tráfico.

Madueño ha explicado que debido al alto porcentaje de accidentes que se producen en las carreteras convencionales y travesías, es decir, las que disponen de un solo carril en cada sentido, se han reforzado los controles en este tipo de vías, tanto con radares estáticos como dinámicos. En este tipo de vías fueron controlados el 72,5% de los vehículos. El resto de controles se realizan en autovías (27,5%). Durante los siete días de vigilancia continuada de la velocidad, ningún conductor de la provincia de Jaén incurrió en delito contra la seguridad vial por exceder la velocidad permitida.

A estos resultados hay que sumar los controles que las distintas policías locales de los ayuntamientos que fueron invitados realizaron en su ámbito de actuación, colaboración “muy importante”, según asegura la subdelegada, pues “se unifica el mensaje de respeto de los límites de velocidad establecidos, independientemente de la vía por la que se circule”.

A lo largo de la semana se ha hecho especial hincapié en los controles en tramos de riesgo asociado a la velocidad y aquellos donde la celeridad de circulación supere el límite establecido y exista un índice de siniestralidad alto. Los controles han sido anunciados a los conductores, bien mediante los paneles de mensaje variable o a través de señalización vertical en el caso de que no se disponga de esas herramientas en la vía. En el primer trimestre de 2021 a nivel nacional casi tres de cada cuatro accidentes mortales que se produjeron tuvieron lugar en carreteras convencionales.

El enfoque de la Unión Europea en seguridad vial para el periodo 2021-2030 se basa en el “Sistema Seguro”, en las vías y los vehículos deben estar perfectamente acondicionados y revisados para que en el caso de que se produzcan accidentes por fallo humano la gravedad de los mismos sea mínima. Entre las aptitudes que se tratan de implantar en favor del plan, se encuentra la velocidad.

Según los organismos internacionales se aconseja que los límites de velocidad se establezcan en función de las fuerzas que el cuerpo humano puede soportar. En el caso de circulación por ciudad la velocidad no debe exceder los 30km/h, ya que conviven en el mismo espacio peatones y vehículos a motor. En las áreas con intersecciones de alto riesgo se recomienda no superar los 50km/h y en la carreteras convencionales sin separación entre carriles los 70km/h.

La DGT, siguiendo las advertencias del “Sistema Seguro”, unificó la velocidad en carreteras convencionales a 90km/h y ha reducido a 30km/h la velocidad en ciudad en vías de un único carril este año.

La velocidad genérica máxima para turismos y motos en autopistas y autovías es de 120 km/h; en carreteras secundarias, de 90 km/h y en vías urbanas de 50 km/h en vías de dos o más carriles por sentido y de 30km/h en vías de un único carril.