Rescate de la Guardia Civil a personas aisladas en la Sierra de Segura

86

La subdelegada del Gobierno felicita a la Guardia Civil por la evacuación en helicóptero de cuatro personas de Segura de la Sierra aisladas por el temporal

Se habían quedado sin alimentos y una de ellas necesitaba medicación urgente. Catalina Madueño destaca “el extraordinario desempeño” de los agentes para ayudar a la ciudadanía afectada por las inclemencias meteorológicas

La subdelegada del Gobierno de España en Jaén, Catalina Madueño, ha felicitado a la Guardia Civil por el rescate de cuatro personas que se permanecían aisladas en su vivienda de la aldea de Cabeza Gorda (Segura de la Sierra) desde el pasado 1 de enero como consecuencia de los sucesivos temporales de nieve y de la borrasca “Filomena”. Finalmente, tuvieron que ser evacuados en helicóptero y trasladados a un lugar seguro por los agentes. “La Guardia Civil está siempre donde la ciudadanía la necesita, con un extraordinario desempeño en el cumplimiento del servicio”, ha asegurado la subdelegada.

El aviso sobre la situación de aislamiento extremo que sufrían estas cuatro personas se produjo en la mañana del lunes en el Puesto de la Guardia Civil de Segura de la Sierra. Una de las personas requería de medicación urgente y otras dos se encontraban ya sin alimentos, pues no habían podido salir de su casa ni nadie había podido llegar a este núcleo de población desde el primer día del año.

Inmediatamente, la Comandancia activó un operativo de rescate, intentando en un primer momento acceder a pie al lugar con componentes del puesto de Santiago de la Espada. Sin embargo, y ante la imposibilidad de llegar hasta la aldea de Cabeza Gorda, con zonas con más de un metro de nieve, se optó por intentar otras vías.

Se ha procedido mediante helicóptero a la evacuación de cuatro personas de la aldea, poniéndolas a salvo en la población de Santiago de la Espada.

La subdelegada del Gobierno, Catalina Madueño, ha puesto de manifiesto que esta evacuación es uno de los numerosos servicios realizados por la plantilla de la Comandancia de la Guardia Civil de Jaén para ayudar a la ciudadanía que se ha visto afectada por las consecuencias de la borrasca “Filomena”. “Los agentes han ayudado a conductores que se habían quedado bloqueados por la nieve y el hielo, han auxiliado a personas que necesitaban atención y han estado al lado de los transportistas que, como consecuencia de la gran nevada caída en Madrid y Castilla-La Mancha, quedaron retenidos en las áreas de descanso de La Carolina y Guarromán”, ha explicado la subdelegada.