CSIF solicita al Ayuntamiento que certifique el número de contratos realizados con posterioridad al despido de la plantilla de Ondajáen

93

CSIF Jaén ha solicitado al Ayuntamiento que certifique el personal contratado con posterioridad a la fecha de los despidos al colectivo de los trabajadores de Ondajaén. Así se dio a conocer ayer el transcurso de la vista celebrada en la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), y después de que el pasado mes de octubre la central sindical demandara la impugnación del expediente de regulación de empleo para el despido de los empleados de este servicio de comunicación municipal.

Al no ser aportada ayer por el consistorio dicha prueba sobre el número de nuevas contrataciones tras el despido de los trabajadores, a partir de hoy el Ayuntamiento deberá aportar dicha información al TSJA en un plazo de seis días. Una vez trascurrido dicho plazo CSIF podrá formular las alegaciones pertinentes.

CSIF Jaén ha informado que una vez que “se nos de trámite de conclusiones por escrito por parte del Tribunal, las actuaciones de este caso quedarán vistas para sentencia”. Aunque esta última se espera que se produzca en un corto plazo de tiempo por el bien de los trabajadores de Ondajaén, “es un aspecto que a día de hoy desconocemos”.

CSIF Jaén reitera la falta de negociación real y legal por parte del equipo de gobierno municipal para evitar el despido a medio centenar de profesionales de este medio de comunicación local y entiende que el despido colectivo efectuado, responde a una decisión exclusivamente política realizada completamente al margen de la legalidad vigente.

A juicio de CSIF, la decisión de despedir a los empleados de Ondajaén se llevó a cabo “vulnerando derechos fundamentales de los trabajadores afectados y presidido por mala fe en las negociaciones, completamente exentas de voluntad de evitar o reducir los despidos colectivos y de atenuar sus consecuencias”.

Desde que se iniciaron las negociaciones para salvar los puestos de trabajo del medio centenar de empleados afectados por el cierre de Ondajaén, la central sindical recuerda que “se intentó favorecer un escenario laboral final para los trabajadores que no fuera el despido ni el rechazo a conservar los derechos laborales adquiridos, pero nunca se aceptó por parte de los miembros del equipo de gobierno municipal”.

Durante la vista de ayer, CSIF explica que por parte del Ayuntamiento “se mantuvo su rechazo a todos y cada uno de los argumentos expuestos por la central sindical y los propios trabajadores afectados por el despido, manteniendo su apuesta por la legalidad del expediente de regulación de empleo y la buena fe en las negociaciones”.

CSIF espera que el TSJA declare nula la decisión de los despidos a la plantilla de Ondajaén y condene al Ayuntamiento a readmitir a dichos profesionales a sus legítimos puestos de trabajo. Una vez que se conozca la sentencia, CSIF no descarta recurrir la resolución ante el Tribunal Supremo