Mejora del camino de Grañena a Fuerte del Rey que beneficia a más de 250 explotaciones agrícolas

118

El Ayuntamiento de Jaén acometerá un proyecto de mejora, con una inversión que ronda los 400.000 euros, en el camino de Grañena a Fuerte del Rey. El alcalde, Julio Millán, el edil de Mantenimiento Urbano, Javier Padorno, y la concejala de Agricultura, Medio Ambiente y Sostenibilidad, María del Carmen Angulo, han visitado la zona para trasladar a los usuarios de esta vía los pormenores de la intervención, que ha sido beneficiaria de las ayudas de la Junta en el marco del Plan Itínere, por su la importancia de su ejecución, dado que, como ha recordado Millán, es “fundamental para agricultores y regantes” de esta parte del término municipal de la capital. Con esta intervención, cuyo proyecto redactado por el Ayuntamiento ya cuenta con la aprobación provisional, “se atiende una demanda histórica”, ha apuntado.

No en vano, se ha recordado que son más de 250 las explotaciones que se benefician directamente del arreglo, más otras tantas que se benefician indirectamente, al tratarse de una vía que conecta con otras de interés de esta zona. De hecho, se trata de explotaciones tradicionales, en su mayoría de secano, por lo que es indispensable que tengan buena accesibilidad, con lo que se rebajan sus costes de producción. Al respecto, el máximo responsable municipal ha dejado claro que uno de los objetivos de la Administración local debe de ser atender a este sector de la economía jiennense. “No hay que olvidar que el 50% del término municipal de nuestra ciudad lo ocupa la superficie agrícola, lo que da una dimensión de la importancia de esta actividad”, ha reflexionado el regidor. En esta línea, el alcalde ha explicado que hace años que no se opta a estos fondos, a pesar de la importancia de la red de caminos del municipio, lo que, como ha hecho hincapié, “ha perjudicado notablemente estas infraestructuras que no solo son importantes para la agricultura, sino que, en algunos casos, conectan núcleos residenciales”.

Por su parte, la concejala de Agricultura ha asegurado: “Con este proyecto de calado, lograremos que el camino sea seguro y evitaremos que se vea afectado por las tormentas. Atendemos las necesidades de los agricultores y propietarios de fincas, como debe de ser en un municipio con un peso de este sector tan importante como es Jaén”, ha afirmado Angulo. La concejala recuerda que, en el término de la capital jiennense, más del 86% de las explotaciones agrícolas son de olivar tradicional. Al respecto, el concejal de Mantenimiento Urbano ha explicado que, a raíz de fuertes lluvias, el año pasado fue preciso intervenir para abrir el camino y limpiar cunetas, al tratarse de una arteria de gran uso.

En cuanto a la obra en sí, el edil de Mantenimiento Urbano ha precisado que se intervendrá a lo largo de 3.817 metros, a partir de Villar de Cuevas y hasta el núcleo de población de Grañena, que conecta con la antigua carretera Bailén-Motril. Angulo ha precisado que se mejorará el firme y se acometerán trabajos para proteger el camino de las avenidas de agua, como en el cruce con el arroyo Regordillo, donde se dispondrá una losa de hormigón armado de 20 centímetros de espesor. Se prevén la construcción de caños, cunetas y pasos y badenes, que harán posible el acceso a los distintas fincas con garantías. Además, ha dicho, se instalará 11 señales de detención, obligatoria,  Velocidad máxima o Peligro Badenes, tal y como ha precisado Padorno.