La subdelegada estima que el acuerdo de la UE sobre la PAC da una “respuesta exacta a lo que España había planteado”

177

Catalina Madueño destaca la gestión del ministro de Agricultura, Luis Planas, para conseguir un resultado que asegura la sostenibilidad y la rentabilidad de la agricultura y la ganadería, a través de la ayuda básica a la renta. Califica el acuerdo como “equilibrado”, ya que refuerza la arquitectura verde, por medio de los ecoesquemas.

La subdelegada del Gobierno de España en Jaén, Catalina Madueño, ha destacado que el acuerdo alcanzado por los países de la Unión Europea para reformar la Política Agraria Común da “una respuesta exacta” a las propuestas que España había planteado. En este sentido, ha puesto en valor las negociaciones del ministro de Agricultura Pesca y Alimentación, Luis Planas, y del Ejecutivo español ante la UE, “para que nuestro país no pierda ni un solo euro de las ayudas y estando al lado de las demandas de las organizaciones agrarias y de los agricultores en España y, por lo tanto, de nuestra provincia”. “Hemos cumplido los objetivos que nos habíamos planteado y España recibirá 47.724 millones de euros para el período comprendido entre 2021 y 2027, una cifra un poco mayor incluso que la del anterior marco 2014-2020 y supone un importante respaldo para hacer frente a los nuevos desafíos a los que se enfrenta el campo español y, en concreto, el olivar jiennense”, ha agregado Madueño.

La subdelegada ha señalado, en este sentido, que el acuerdo asegura la sostenibilidad de la agricultura y la rentabilidad de agricultores y ganaderos, a través de la ayuda básica a la renta, al tiempo que refuerza la llamada “arquitectura verde” a través de los eco-esquemas. En este sentido, Catalina Madueño ha definido el resultado de la negociación como “muy equilibrado en los aspectos económicos y medioambientales”. Por ello, ha felicitado expresamente al ministro de Agricultura, Luis Planas, por la gestión realizada a lo largo de los dos últimos años y que se ha traducido en un acuerdo muy satisfactorio, “porque da respuesta exacta a las propuestas que España ha ido planteando”.

La subdelegada ha recordado que la próxima PAC se aplicará a partir del 1 de enero de 2023, pero que habrá un periodo transitorio, 2021 y 2022, durante el cual agricultores y ganaderos seguirán percibiendo las ayudas conforme al nuevo presupuesto, 47.274 millones de euros, si bien con las reglas de la anterior PAC. “Este nuevo marco normativo se adecúa a los nuevos tiempos y demandas de la ciudadanía, por lo que esta reforma de la PAC es la más medioambiental de cuantas se han acometido hasta ahora”, señala la subdelegada. “Empezamos en el nuevo marco con una PAC distinta, con un giro de 180 grados hacia un modelo más sostenible, que debe ir de la mano de la sostenibilidad económica y social”, ha añadido.

Al respecto, destinará el 40 por ciento de su presupuesto a objetivos climáticos y medioambientales, pero también refuerza el papel de agricultores y ganaderos, para asegurar su rentabilidad. “Tengo que decir en este sentido que la clave de este acuerdo es el equilibrio entre la sostenibilidad de agricultores y ganaderos, a través de la ayuda básica a la renta, y la nueva arquitectura verde de la PAC, que se promoverá con los llamados ecoesquemas (ayudas complementarias para cumplir con prácticas beneficiosas para el medioambiente)”, ha explicado Madueño.

Del mismo modo, la subdelegada ha puesto de manifiesto que, con el acuerdo adoptado, España podrá destinar el 60 por ciento del presupuesto de pagos directos a la ayuda básica a la renta. “Podremos garantizar la estabilidad de las rentas de los agricultores al nivel que habíamos previsto, de acuerdo con el análisis de necesidades elaborado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, en colaboración con las autonomías y las organizaciones agrarias y medioambientales. Además, garantizamos certidumbre para agricultores y ganaderos hasta 2027”, ha asegurado la Catalina Madueño.

Esta ayuda pasará a integrar los elementos del pago verde actual, configurando el modelo de condicionalidad reforzada, de manera que agricultores y ganaderos recibirán la ayuda básica a la renta, cumpliendo estrictos requisitos y buenas prácticas en materia de clima y medio ambiente. El 20 por de las ayudas directas se destinará a los ecoesquemas, que se aplicarán en 2023, con la entrada en vigor de la nueva PAC. “En los dos primeros años, denominados “de aprendizaje”, los fondos que no se utilicen podrán destinarse a otras intervenciones, particularmente a la ayuda básica a la renta. Habrá la flexibilidad necesaria para que los Estados diseñen sus propios ecoesquemas en función de sus necesidades. Así se avanzará a la transformación medioambiental agraria para alcanzar los objetivos medioambientales y climáticos propuestos”, ha especificado la subdelegada.

Alcanzado este acuerdo general de la Unión Europea (UE), se podrá avanzar en las negociaciones entre el Consejo, la Comisión y el Parlamento europeos sobre los reglamentos comunitarios de la PAC y que deberían estar concluidas a principio del próximo año. Mientras continúan estas negociaciones, los Estados miembros podrán seguir definiendo sus planes estratégicos.

La subdelegada ha explicado que la nueva PAC supone un cambio profundo con respecto a la actual, ya que los Estados miembros podrán diseñar y aplicar la PAC de acuerdo con sus necesidades y problemas específicos, que tendrá en cuenta las características particulares de nuestros diferentes modelos de agricultura.

Catalina Madueño ha hecho un llamamiento al esfuerzo de cooperación que deben tener las comunidades autónomas con respecto al Estado para poner en marcha un paquete de instrumentos financiados con un presupuesto de más de 50.000 millones de euros.

La subdelegada ha querido destacar otra cuestión relativa a los programas sectoriales destinados a apoyar a sectores concretos a través de organizaciones de productores, similar al que tienen asignados ámbitos como las frutas y hortalizas, el vino o la avicultura. Se permite destinar el 3 por ciento de los pagos directos a programas sectoriales, a través de organizaciones de productores. Catalina Madueño ha destacado que el Ministerio de Agricultura tiene previsto proponer la creación de un programa sectorial para el sector del olivar, de acuerdo con las propuestas contenidas en la Hoja de Ruta del sector.