El Ayuntamiento ultima el contrato puente para el servicio de autobús urbano tras rechazar hasta en dos ocasiones el juzgado las medidas cautelares pedidas por Castillo

148

La concejala de Presidencia, África Colomo, ha dejado claro que el Gobierno local sigue con la hoja de ruta del interés general de la ciudadanía y destaca la nula  efectividad de los intentos de la empresa de paralizar el proceso, al contrario que, en 2011, cuando sirvieron para paralizar el tranvía.; el juzgado impone a la mercantil el pago de las cosas procesales.

La concejala de Presidencia, África Colomo,  y el concejal de Contratación, Control Servicios Públicos y Proyectos Municipales, Francisco Lechuga, han anunciado hoy que el Ayuntamiento sigue adelante con el contrato puente para el servicio de transporte urbano de autobuses una vez que la justicia ha rechazado por dos veces las medidas cautelares para suspender el proceso solicitadas por la empresa Castillo. Colomo ha desvelado así que caen en saco roto los intentos de la actual prestataria del servicio, Herederos de José Castillo, de obstaculizar los pasos que da la Administración local en aras del “interés general de la ciudadanía”. Y es que, por dos veces, la Justicia ha desestimado las medidas, primero cauteladísimas y luego cautelares, solicitadas por la compañía para frenar el acuerdo plenario, del pasado 9 de julio de 2020 del Ayuntamiento de Jaén, en el que se declaró la nulidad del Decreto de 25 de julio de 2005 por el que se ampliaba el plazo del contrato de servicio de transporte colectivo urbano de autobús de Jaén respecto de la empresa autobuses Castillo. “Se trata de la misma estrategia procesal que ya utilizó en 2011 para paralizar un tranvía en pruebas y que ha encontrado un rechazo taxativo”, ha puesto de manifiesto Colomo que ha desvelado que la mercantil ha sido obligada a pagar las costas judiciales del proceso.

Este paso abre la puerta a que la Administración local, después de más de medio siglo, pueda licitar el contrato. Colomo ha explicado que, en una primera resolución, de 21 de julio, el juzgado consideró que no se daban los requisitos legales para que tuviera que adoptarse una medida con esa urgencia y mucho menos, ha hecho hincapié la primera teniente de alcalde, “sin dar siquiera al Ayuntamiento la posibilidad de realizar alegaciones”. Además, por segunda vez, mediante el auto notificado el pasado miércoles 19 de agosto, la Justicia, ha explicado Colomo, “ha vuelto ha rechazar la pretensión de la Empresa Herederos de José Castillo”. Por lo tanto, ha afirmado: “No solo se mantiene la vigencia del acuerdo de nulidad adoptado en el pleno municipal mientras dure el procedimiento principal de licitación del servicio, sino que incluso le imponen las costas”. La decisión es clave, ha añadido África Colomo, ya que respalda el modo de obrar del equipo de Gobierno que se ha desarrollado en relación con el control de la empresa Herederos de José Castillo y, ha insistido, “pone de manifiesto que se está trabajando en la línea correcta, con rigor, seriedad y profesionalidad, a pesar de lo que algunos grupos políticos han manifestado abiertamente en los diversos debates que se han desarrollado”. Con este respaldo, ha apuntado, “se da vía libre al Ayuntamiento para que pueda licitarse y adjudicarse provisionalmente el contrato puente que permitirá que una nueva empresa pueda prestar el servicio de autobús urbano mientras se licita el contrato definitivo”. “Me gustaría resaltar que, por encima del interés particular de la empresa está el interés general de la ciudadanía”, ha insistido Colomo.

Colomo ha llamado la atención sobre el hecho haya considerado, de forma expresa, “que por encima del interés particular de la empresa Herederos de José Castillo está el interés general de la ciudadanía de Jaén y de la prestación de un servicio en base a unos parámetros de legalidad y de eficacia”, frente, como ha recordado, “el mantenimiento de la situación actual en la que venía prestando un servicio de transporte basada en una relación con el Ayuntamiento lagada de irregularidades desde el año 1961”. Y es que, lo sustancial, conforma ha sostenido el alcalde Julio Millán, tal y como ha dicho Colomo, es que una vez que se conoció el resultado del Dictamen del Consejo Consultivo, que sacaba a relucir que la empresa presta el servicio sin procedimiento alguno de adjudicación, “el siguiente paso era declarar la nulidad del decreto de 2005 que ampliaba el plazo del contrato del servicio”. “Me gustaría lanzar un mensaje claro a los jiennenses: este equipo de Gobierno no va a dejar de trabajar hasta que la ciudad tenga el transporte público que se merece sujeto a un contrato, licitado y adjudicado con transparencia, con las frecuencias, líneas y prestaciones que tendría que tener desde hace ya mucho tiempo”, ha asegurado Colomo que también ha aprovechado su comparecencia para aplaudir el trabajo realizado por parte del personal municipal, especialmente de la Oficina de Control de Contratos y los Servicios Jurídicos del Ayuntamiento.

Contrato puente. El concejal Francisco Lechuga ha anunciado que el contrato puente, el que estará en vigor entre el fin de la relación entre el Ayuntamiento y Castillo y la licitación del nuevo servicio, estará ultimado, en sus palabras, “antes de final de año”. Para ello, la Administración local publicará, la semana próxima, en el Boletín Oficial de la Provincia, un anteproyecto para la explotación del servicio. Este documento es el que dará forma al contrato puente, con una duración máxima de dos años, y que estará a disposición de las empresas interesadas y toda la ciudadanía, “para que cualquier interesado pueda mejorarlo”. Una vez que sea firme, tras el periodo de alegaciones, se procederá a la firma del contrato de transición mientras que se saca a licitación el definitivo. Este expediente recoge que es necesario garantizar un servicio que atiende a unos 4,2 millones de viajeros, con 29 líneas, 50 conductores y 37 autobuses. De estos vehículos, el Ayuntamiento tiene como objetivo que 5 sean del tipo microbús y se prescinda de los autobuses articulados, que, como ha recordado, “generan numerosos problemas de tráfico y dan lugar a un importante número de averías”. “Queremos ya lograr una calidad en el servicio, lo que vamos a lograr al recuperar el control del servicio. El Ayuntamiento establece las reglas del juego”, ha dejado claro Francisco Lechuga, convencido de que es posible “incrementar el número de viajeros”, con mejores prestaciones en el transporte público, para que el transporte público sea el adecuado a la capital y, con su fomento, se “reduzcan las emisiones de dióxido de carbono”. Lechuga ha aclarado.

Al mismo tiempo, el edil ha anunciado que hoy mismo se ha enviado al Diario de la Unión Europea, conforme marque la ley, del anuncio de licitación, en procedimiento abierto y ordinario, de la licitación del transporte urbano en la ciudad por diez años. Ello, conforme a los plazos que marca la normativa, permitirá culminar el procedimiento en septiembre de 2021. En esta labor, con la que el Ayuntamiento busca “recuperar el control del servicio público de transportes”, también se continúan dado pasos para llevar a término el contrato de asistencia técnica que permitirá preparar el pleno del contrato de licitación del servicio por diez años y “definir una nueva movilidad en la ciudad” y se ultima el proceso de liquidación de la relación contractual existente con Herederos de José Castillo.