El Complejo Hospitalario de Jaén comienza hoy el curso escolar 2018-19 en su aula de enseñanza compensatoria

407

Más de 400 menores recibieron clases durante el pasado ejercicio académico.

El Complejo Hospitalario de Jaén comienza hoy el curso escolar 2018-19 para sus pacientes infantiles en el aula de enseñanza compensatoria de su centro Materno-Infantil, que está dirigida por la profesora Concepción Rodríguez.

Un total de 422 alumnos asistieron a estas clases durante el pasado ejercicio académico 2017-18 y lo hicieron tanto mientras permanecían en el área de Pediatría del centro como durante su asistencia a consultas y revisiones médicas periódicas.

Los menores ingresados en el hospital público de la capital jiennense reciben enseñanzas compensatorias según el nivel educativo de cada uno y, además, participan en numerosas actividades culturales, recreativas y lúdicas.

La profesora Concepción Rodríguez impartió clases durante el pasado curso escolar a 248 alumnos del nivel educativo de Primaria, 112 de Infantil y 62 de Secundaria, tanto en el aula hospitalaria, ubicada en el área lúdico-recreativa de “El Jardín de los Sueños”, como en sus propias habitaciones a los que debían permanecer en cama por prescripción médica.

Otras actividades

Los pacientes infantiles y sus familiares disfrutan también durante el curso escolar en el Hospital Materno-Infantil de distintas fiestas y actividades organizadas por el Complejo Hospitalario de Jaén, como las de Navidad, Reyes Magos, Carnaval o la celebración de los Días de la Paz, del Niño, de Andalucía, del Libro o del Medioambiente, donde llevan a cabo diferentes concursos, ven y participan en distintos espectáculos.

La atención educativa de los menores ingresados en los centros sanitarios es una de las medidas contempladas en el Decreto de Atención Integral al Niño Hospitalizado, que establece el derecho que tienen a recibir una atención adaptada a sus características y necesidades.

Los menores ingresados en el hospital público de la capital jiennense disponen de espacios educativos y lúdicos propios dentro de las plantas de Pediatría de los centros sanitarios públicos jiennenses y andaluces, donde pueden tener acompañamiento familiar durante las 24 horas del día.